Al revés Gareth, las cosas difíciles no las pone el Madrid

02.09.2020 22:00 de Daniel Cayetano Twitter:    Ver lecturas
Al revés Gareth, las cosas difíciles no las pone el Madrid

Gareth Bale se ha quedado a gusto en su última entrevista para Sky Sports. En primer lugar, el galés ha disparado contra el Real Madrid asegurando que el club "está poniendo las cosas muy difíciles" para dejar Concha Espina. Algo que tiene narices porque no es la entidad merengue quien, por medio de su representante, Jonathan Barnett, se encarga de repetir constantemente que su intención es seguir en Chamartín hasta que acabe su contrato (2022). Quien siempre está rechazando su salida y cerrándose en banda, es Bale. No el Madrid.

En la entrevista, el delantero reconoce además que intentó dejar el conjunto blanco el pasado verano, pero que fue el equipo quien bloqueó todo en el último momento. ¿Pero qué esperaba? ¿Qué el Real Madrid iba a dejarle marchar gratis siendo el fichaje más caro en la historia del club? ¿Y ahora dice que su futuro está en manos del cuadro merengue? La cúpula madridista ya le ha dejado bien claro que no cuenta con él, pero "las cosas difíciles" de las que habla son básicamente las negativas de todos los clubes. Gareth no tiene ofertas, ¿eso es culpa del Madrid? No lo creo. Él sabe muy bien lo que tiene que hacer para marcharse, otra cosa es que no tenga pretendientes o quiera rebajarse el sueldo de 17 millones de euros que recibe en el Bernabéu. 

Pero para colmo, va y lanza un dardito a la afición. "Creo que todo el mundo sabe lo mucho que me encanta irme con Gales. Es agradable estar de vuelta en un lugar donde eres un poco más apreciado y apoyado por tus fans pase lo que pase", comenta el delantero madridista. Como si antes de sus desplantes, Bale no fuera apreciado por la afición merengue y no le apoyasen pese a sus decepcionantes actuaciones jornada tras jornada. ¿En serio Gareth? ¿En serio es el Madrid quien pone las cosas difíciles? Más bien al revés. ¿Qué hay del ya mencionado Barnett, de la famosa bandera, de sus gestos en el banquillos y, por supuesto, de sus pobres actuaciones y su sequía goleadora que esta semana ha alcanzado el año? No Bale, no. El Real Madrid no pone las cosas difíciles. Es al contrario.