Eden Hazard no tropezará dos veces con la misma piedra

10.09.2020 21:30 de Javier Morales Twitter:    Ver lecturas
© foto de Imago/Image Sport
 Eden Hazard no tropezará dos veces con la misma piedra

Ser futbolista no debe ser tan sencillo como algunos creemos que es. Ser futbolista exige trabajo y sacrificio las 24 horas del día en los 365 días del año. Algunos, si me apuran, viven única y exclusivamente de mantener una forma ideal que le permita competir al máximo nivel. En muchas ocasiones, un futbolista vive única y exclusivamente del trabajo físico que desempeña en cada partido, al cuál se le han de unir una buenas dotes futbolísticas. Es el caso de auténticos atletas como Gareth Bale, Adama Traoré o, si me apuran, Cristiano Ronaldo. Otros futbolistas, por el contrario, viven del talento que el fútbol ha puesto en sus pies y no necesitan destacar físicamente para formar parte del elenco que representa a los mejores del mundo. En este segundo grupo podemos encontrar futbolistas extraordinarios como Messi, Iniesta, Modric y, por supuesto, Eden Hazard.

No se puede devorar mediáticamente a un jugador por una foto sacada de contexto en un entrenamiento. Eden Hazard quizá no comenzó la pasada temporada en una forma física óptima, tal y como reconoció él mismo y eso es una gran falta de profesionalidad, pero no necesariamente un defecto futbolístico. Con esto se debe entender que no se puede hacer con Hazard lo que con otros jugadores se ha planeado. El belga es un jugador de aquellos a los que llaman 'culones'. No destaca ni destacará por su espectacular fuerza o unos voluminosos abdominales. Eden Hazard vive de su magia y su chispa y es por ello que no se les puede aplicar la misma vara de medir que a algunos de sus compañeros.

Y con esto, no quiero decir que deba descuidar su forma física, lo cuál demuestra una gran falta de profesionalidad, sino que Hazard merece borrón y cuenta nueva. Porque enseñó chispazos que la mala suerte le truncó y ha demostrado estar totalmente enchufado a la dinámica del equipo. Eden regresará este año para callar bocas y llenar vitrinas y se merece un punto más de confianza en el Real Madrid. Ya lo verán, Eden Hazard no tropezará dos veces con la misma piedra.