El dilema del mediapunta

24.09.2021 11:42 de Daniel Cayetano Twitter:    ver lecturas
Isco y Ancelotti, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Isco y Ancelotti, Real Madrid
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport

El último hat-trick de Marco Asensio frente al Mallorca, la lesión de Toni Kroos, la necesidad de dar descanso de vez en cuando a Luka Modric y, en general, todo lo visto en la exhibición contra el conjunto balear ha generado un dilema en la mente de Carlo Ancelotti y de todo el madridismo. ¿El Real Madrid debe jugar con un 4-3-3 o con un 4-2-3-1? He ahí la cuestión. El recital que ofreció todo el equipo el pasado miércoles con Asensio custodiado por Valverde y Camavinga y con Rodrygo y Vinicius bien abiertos por las bandas ha reabierto el debate de la media punta. ¿Debería Carletto rescatar la figura del mediapunta? Es una pregunta interesante.

Está claro que Isco y Asensio pierden cuando juegan de mediocentros, pero ganan mucho cuando juegan más arriba, justo detrás del punta (se vio claramente en el Bernabéu con los goles de ambos). Le pasa lo mismo a Hazard a quien le viene mejor jugar en esa zona, antes que jugar en la banda. Esa demarcación permite a futbolistas como Isco, Asensio y Hazard jugar con mayor libertad, liberados de cualquier tarea defensiva, donde pueden desplegar toda su imaginación y su potencial ofensivo, asociándose con Benzema y con los extremos. Una alternativa que no debería caer en saco roto y que, sin duda, planteará un dilema cuando todos los jugadores de la medular estén disponibles; aunque también supone otro salvoconducto y una nueva arma para Ancelotti.

Daniel Cayetano
autor
Daniel Cayetano
Redactor jefe y coordinador de Bernabéu Digital. Madridista de cuna. Estudiante de Lengua y Periodismo en la URJC. Exredactor en Sphera Sports y excolaborador de Radio 4G.