El eterno complejo del Valencia

Opinión de Diego Rivero
01.03.2024 21:00 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Vinicius, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Vinicius, Real Madrid
© foto de Federico Titone/BernabeuDigital.com

El fichaje de Pedja Mijátović hizo mucho daño, aunque los valencianistas nunca lo quieran admitir en su simple existencia, y todo por orgullo. Ni tan siquiera fue la final de la Champions de 2000 con aquel 3-0 en Saint-Denis, el rencor al Real Madrid viene de antes. El complejo hacia los blancos se repite en toda España, porque en la vida se es madridista o antimadridista, y luego del equipo que sea. Si es el precio a pagar por ser el mejor club de la historia, que así sea, aunque últimamente hay aficionados de cierta institución vasca que se están dando cuenta de muchas cosas. La segunda grandeza de España (que no es poca), y no es otra que el Athletic Club, no el Atlético de Bilbao, como algunos irrespetuosos quieren dar a entender para hacerse los importantes.

El país donde la envidia es tesoro nacional, y cuya única institución libre de pecado intenta ayudar al resto de clubes, se le trata con desdén, porque así son, tanto los valencianos como el resto de españoles. Y de hermandades están hechas las aficiones, por eso los nazis y racistas por definición del Frente Atlético se llevan tan bien ideológicamente con los Yomus de la costa mediterránea, y es que comparten la idolatría hacia la misma corriente y persona. Si Vinicius sufrirá un nuevo episodio como el año anterior no lo sé, y aunque me importe mucho, se le volverá a echar la culpa de todo, porque así funciona el sistema en el que vivimos.

En cualquier caso, el Real Madrid está en la cima de todo. Donde la tierra se marchite, el club blanco irá a hacerla florecer de nuevo, más brillante que nunca. Aquellos que hayamos caminado a través de la oscuridad de este mundo, seremos capaces de ver incluso un hilo de luz, y eso representa el equipo principal de la Comunidad, así como de España