El Real Madrid no se puede quejar

Sorteo benévolo en la Champions
19.03.2021 21:22 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Real Madrid
Bernabeudigital.com
Real Madrid
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport

Quién iba a pensar hace un año o dos que a estas alturas de la película el Liverpool de Jürgen Klopp iba a ser como un canto en los dientes para el Real Madrid en la Champions. Poca idiosincrasia queda de la tripulación vertiginosa que enamoró al mundo con pura electricidad, ahora sojuzgada por multitud de bajas que han desangrado al equipo atrás. Como consecuencia, esta temporada han caído a plomo, sobre todo en la Premier League, donde son 6º y el City, líder, les saca la friolera de 25 puntos. Bien es verdad que otros vientos soplan en Europa, donde dominaron un grupo complejo junto a Ajax y precisamente Atalanta. En octavos se han deshecho del RB Leipzig, la revelación el verano pasado que se cargó al Atlético. Aún así, la bola del último equipo ante el que el Real levantó su último cetro continental no ha disgustado por Valdebebas, y es lógico. 

El Madrid no solo se ha quitado de un plumazo a un coco, sino al trío más indeseable formado por Bayern, PSG y Manchester City. Y no solo lo ha hecho para la ronda venidera de cuartos de final, también para las semifinales (los blancos se enfrentarían al ganador del Oporto-Chelsea en caso de pasar), lo que significa que solo se vería las caras con uno de ellos en una hipotética final. Además, dos se batirán ahora entre sí (alemanes y franceses, que reeditan el partido por el título de la pasada edición). En el fútbol nadie es accesible y menos en la competición de las estrellas, donde una mala noche te manda para casa, pero es obvio que es un guion que hubiese firmado cualquier aficionado blanco antes de la ceremonia matutina.

No es un secreto a voces que el Real Madrid agradece que le vayan a buscar, y eso a priori lo va a hacer el conjunto de Merseyside, lo que puede significar bingo para la tropa de Zidane sabiendo de los boquetes que tienen los ingleses. Será un abigarrado panorama en la retaguardia contra el exiguo bagaje goleador que persigue a los madridistas. Esa es la razón principal por la que, a mi juicio, a los merengues les puede sentar mejor este rival que si hubiese sido el Chelsea. El renovado cuadro de Tuchel se ha disciplinado en lo defensivo, combinando su fortaleza física y rigor con jugadores técnicos en todas sus líneas. De hecho, se deshizo del Atlético sin necesitar un derroche excesivo, y sin lugar a dudas les están subestimando. Así ganó Di Matteo la única 'Orejona' que campea en las vitrinas del Bridge, sin que nadie diera un duro por ellos.

No será coser y cantar y menos con el clásico entre medias. Los vikingos se jugarán la temporada en diez días y puede que la ida no sea en el Di Stéfano por las restricciones de Reino Unido. Ya le pasó al Atleti frente a los 'blues', y aunque no haya público, sí que condiciona porque saca de su hábitat al equipo no inglés y altera la atmósfera de la contienda. Sea como fuere, el Real Madrid ha cerrado el puño.