¿Hay un verdadero plan B a Bellingham para el Real Madrid?

El conjunto blanco tiene puestas en el inglés todas las expectativas para convertirse en el fichaje galáctico del próximo verano
08.01.2023 10:00 de Aitor Bris   ver lecturas
Bellingham, Dortmund
Bernabeudigital.com
Bellingham, Dortmund
© foto de www.imagephotoagency.it

El fichaje de Jude Bellingham por el Real Madrid está avanzado, eso es lo que se está comentando en los últimos días, y la verdad es que desde el conjunto blanco se tiene bastante claro que el jugador inglés es la pieza necesaria para completar un centro del campo de ensueño. Sin embargo, hay precedentes que invitan a pensar en la necesidad de tener algo en la recámara por si, por un casual, se acaba torciendo el traspaso.

El Real Madrid, como cualquier otro club en su caso, siempre se guardaría las espaldas ante un posible imprevisto, y en este caso no va a ser menos. El gran Mundial que ha hecho Enzo Fernández hace que todas las miradas se pongan automáticamente en él y más aún tomando como referencia las distintas informaciones que han ido saliendo en las últimas semanas. El giro radical de los acontecimientos en su no fichaje por el Chelsea ha vuelto a abrir la veda del argentino como una opción.

No es la única que se baraja. Otros nombres como Locatelli han salido a la palestra. También se ha monitorizado a Nicolo Barella, del Inter de Milan. Sin embargo, hay que ser realistas que todos los nombres que han ido saliendo no son más que simples opciones de segundo y tercer escalón.

BELLINGHAM COMO PRIORIDAD

Y así debería de ser. La única opción para que Bellingham acabe fichando por el Real Madrid, atendiendo a la competencia económica externa, es que el inglés desee jugar en el conjunto blanco. Y la realidad es muy simple, desde Madrid tienen que hacer ver al inglés como una figura prioritaria hasta el punto de que sea él o nadie más.

Claro que se están monitorizando otros nombres, pero la sensación que se tiene que dar al jugador es la contraria. Que su proyecto futuro tenga que tener al británico sí o sí en sus filas para seguir dominando el mundo del fútbol durante la próximo década.