Mucho ojo con Atalanta

Dos días para que se resuelva la eliminatoria de Champions en el Di Stéfano
14.03.2021 21:30 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Casemiro, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Casemiro, Real Madrid
© foto de Image Sport

Después de superar con muchísimas dificultades a un loable Elche, el Real Madrid ya mira otra vez a Atalanta. El resultado es bueno pero corto teniendo en cuenta que los blancos jugaron 75 minutos con una ficha más. Precisamente por esa circunstancia, entendiéndola injusta, los italianos sueltan amarras hacia Madrid con el cuchillo entre los dientes. Con Zapata fuera de toda duda tras abandonar antes de tiempo en la ida, los de Bérgamo no responden a la tradicional idiosincrasia de un equipo propio de la Serie A y disfrutan de caudal ofensivo a raudales. Todo lo que le falta al Real. Es, por supuesto, capaz de darle la vuelta al resultado. Zapata, Muriel, Pasalic o Gosens, que es lateral izquierdo pero que por sus características vive permanentemente en campo rival. Se fue 'El Papu', un hombre marcado en rojo, y lejos de resentirse, la 'Dea' tiene todas las papeletas para volver a picar su histórico billete hacia la Champions el año que viene. Ilicic, otra figura clave que ha pasado por un declive en su rendimiento, tampoco ha trasladado su podredumbre al colectivo. 

Y es que, por similitudes, este cruce recuerda y mucho al de hace dos temporadas entre el Madrid y el Ajax. Un cuadro merengue dubitativo y a hombros de un bisoño Vinícius sacó petróleo de la ida (1-2), pero un equipo imberbe en estos menesteres y alegre como pocos impuso su estilo en todo un Bernabéu para remontar a base de 'rock and roll', dinamitando los cimientos de una temporada que acabó en ruinas (1-4). Atalanta es algo parecido. Un equipo contestón, que no le impone el escenario y menos sin público y que normalmente no tiene problemas para conquistar el partido con su idea de juego. Nunca lo sabremos, pero como dijo Gasperini, once contra once en la ida hubiese sido otra cosa. Lo veremos el martes si ninguna acción puntual trastoca los derroteros habituales.

Ya llueve menos por el Di Stéfano y Ramos y Hazard se apuntan en un momento clave. Aún así, no hay tarde tranquila para este escuadrón, ni siquiera cuando el rival zozobra con el descenso de soslayo. La nota subrayada que ha tenido que sacar Zidane de la última jornada es que los experimentos se hacen con gaseosa y que Kroos y Modric no tienen clon. Pero tampoco Casemiro, que se perderá la visita bergamasca por coleccionar amarillas. A buen seguro le suplirá Valverde, pero 'El Pajarito' no es eso y por ahí puede venir el boquete con los puñales que aglutinan los del Calcio del medio hacia arriba. A falta de 48 horas y salvo extraña inspiración en el laboratorio, el plan del francés parece recitarse de memoria salvo cuál será el acompañante de Benzema y Rodrygo. Si por Valdebebas no quieren sorpresas, los de blanco deberán remangarse olvidándose del colchón que les brinda el zurriagazo de Mendy. No va a ser fácil y el rival no ha dicho ni mucho menos su última palabra.