No ganarán la Champions, pero recibirán el premio a la mayor hipocresía

La incorporación del prometedor técnico alemán refleja la soberbia del Bayern, que mira por encima del hombro al resto de sus 'competidores' por la Bundesliga
27.04.2021 16:00 de Jose Manuel Padilla   Ver lecturas
No ganarán la Champions, pero recibirán el premio a la mayor hipocresía
Bernabeudigital.com
© foto de Imago/Image Sport

No ha sido necesario esperar demasiado tiempo para ver las orejas al lobo. El Bayern de Múnich, ese club solidario con el resto de equipos de su país, ficha de un plumazo al entrenador de su máximo rival por 25 millones de euros. Julian Nagelsmann se convierte en el técnico más caro de la historia y, tras confirmarse el anuncio, desata una ola de protestas por parte de los aficionados del resto de equipos alemanes. Un gesto que retrata al club bávaro, ya que cada vez que tiene la oportunidad de debilitar a sus 'competidores' por la Bundesliga, no duda en meter sus garras.

Lewandowski, Götze, Hummels, Upamecano, y ahora Nagelsmann son solo alguno de los nombres de la interminable lista de (jugadores y también entrenadores) que el Bayern de Múnich ha robado sin piedad a sus competidores. Y luego tienen la hipocresía de presumir que no firmaron el acuerdo de la Superliga para evitar que se acabase con las competiciones nacionales y por "solidaridad" al resto de clubes. Al menos eso firmaba Karl-Heinz Rummenige, presidente del Bayern y recientemente nombrado también representante del Comité Ejecutivo de la UEFA.

El mundo está lleno de hipocresía y lo que ha ocurrido con Nagelsmann es un claro ejemplo de ello. En cuanto un futbolista o entrenador de cualquier club alemán empieza a destacar, ahí está el Bayern para llevárselo y seguir dominando la Bundesliga. Una competición que es incluso menos apasionante que la Ligue-1.