Sergio Ramos, ¿otra vez más fuera que dentro del Real Madrid?

31.03.2021 12:49 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Sergio Ramos, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Sergio Ramos, Real Madrid
© foto de Image Sport

Según las últimas informaciones, Sergio Ramos y el Real Madrid han vuelto a alejar sus posturas. El divorcio parece evidente entre las partes, aunque en esto del fútbol y más cuando se trata de la renovación del capitán blanco la facilidad con la que se pasa de lanzarse los trastos a estrecharse la mano es pasmosa. 

Sin embargo, hay un factor crucial que corre en contra de ambos: el tiempo. Quedan tres meses para el 30 de junio, momento a partir del cual el central quedará totalmente libre. De hecho, ya lo es desde el 1 de enero para flirtear con cualquier club. Aunque la hemeroteca ruborizaría al camero, que en el pasado llegó a pronunciar aquello de que "jugaría gratis en el Madrid si hiciera falta" o "en cinco minutos nos entendemos", puro postín para meterse a las masas en el sombrero, claro.

La decisión de no dar el brazo a torcer con Cristiano Ronaldo y preferir su marcha antes que ceder a las pretensiones del portugués fue un acontecimiento de magnitud gigante que se extrapola a otras renovaciones de altura. Fue todo un órdago para otros pesos pesados como Sergio Ramos, un mensaje claro con varios destinatarios que manifestaba que al club no le dolería en prenda sacrificar a sus vacas sagradas para hacer primar la postura de la entidad, por lo que no es descabellado que esta vez no se rubrique un nuevo acuerdo si consideran que el de Camas se envalentona. Sobre todo ahora con más sartén por el mango, y es que Nacho se ha erigido en ese bastión necesario esta temporada en la larga ausencia de su homólogo. Y pintaba a catástrofe.

Está claro que, como en el caso del '7' luso, ambos perderían. Más allá del minifundio de Valdebebas hace mucho frío, aunque al nivel al que está Ramos y siendo todavía la primera cabeza de la selección española podría mitigar sin problemas ese mantra tan manido. Para el club es otra historia. Perdería a su jugador referencia y su personalidad sobre el campo, siendo un barco varado que en teoría debería pasar a comandar Benzema. Pero el francés, que calidad le sobra, no tiene la garra, el carácter y el empuje del sevillano cuando las cosas se ponen feas.

Ni él ni ningún otro jugador de la plantilla y ni tan siquiera los que suenan como Alaba. De hecho, sería extraño que el escuadrón delegase en las nuevas figuras. En términos futbolísticos, tampoco hay un zaguero como el andaluz. Es el mejor del mundo y a sus 35 años parece en la flor de su carrera, al margen de la última lesión que sufrió. Con el futuro en el aire también de los Varane o Militao, posiblemente se apostaría por un par de piezas de renombre de entre los Pau Torres, Koundé o el mencionado austriaco para paliar las despedidas y renovar la ilusión. Como siempre, solo el tiempo dictaría sentencia sobre el éxito de los movimientos.