La estrella que nunca hizo ruido

02.09.2019 18:00 de David Dieguez Twitter:    Ver lecturas
© foto de Daniele Buffa/Image Sport
La estrella que nunca hizo ruido

Ya es oficial. Keylor Navas es nuevo jugador del PSG abandonando así el Real Madrid, club que había sido su casa durante las últimas cinco temporadas. El adiós del tico traerá cola, y no por haber sido un jugador polémico protagonista de portadas de periódicos, sino por el brillante rendimiento que ha dado permanentemente en la sombra, un arquero que pasó de estar en un avión rumbo a Manchester a la gloria de las tres orejonas. Llegado a Chamartín en 2014, en una de esas operaciones que tanto gustan a Florentino; el fichaje de jugadores que se salen en el mundial, Navas se ha convertido en un portero de referencia, ágil y seguro. Además, ha sabido mantener el tipo en sus peores momentos. Recordemos el año de su llegada, el último de Casillas defendiendo la puerta del Bernabéu, en el que el costarricense apenas tuvo protagonismo a pesar de los constantes pitidos al que por entonces era el capitán del conjunto blanco. Iker se fue, tristemente por la puerta de atrás, y llegó el fax. Aquel verano de 2015 en el que David de Gea estuvo con pie y medio dentro del Real Madrid y Navas en la misma situación con el United. Nada fructificó y Keylor se tuvo que quedar en un contexto en el que sentía que no era el portero deseado por la directiva, pero se centró en el fútbol y siguió adelante. Continuó trabajando con la misma humildad de siempre, la que le caracteriza, y el resto es historia. Cuatro mundiales de clubes, tres supercopas de Europa, una de España, una liga y las famosas tres copas de Europa consecutivas. Se marcha la estrella en la sombra, la que nunca hizo ruido. Gracias por todo y mucha suerte, Keylor.