La pesadilla de nunca acabar en el mercado

20.08.2020 10:00 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
© foto de J.M.Colomo
La pesadilla de nunca acabar en el mercado

Al Real Madrid le persiguen los mismos fantasmas que en el verano de 2019. Los blancos viven un 'déjà vu' constante personificado en las figuras de Gareth Bale y James Rodríguez. Casos tan dispares pero a la vez similares, idénticos. Uno se ha cavado su propia tumba y al otro no le quiere el entrenador desde el principio. Ambos firmaron de gratis una 19/20 después de tener pie y medio fuera, pero el Madrid frenó los tratos con China y el Atlético porque no eran de conveniencia económica ni deportiva. Ya ninguno es del gusto de Zidane, siempre lunático con el de Cúcuta, reacio a su bota izquierda pero transigente con el de Cardiff. El francés ha tragado muchos sapos por el galés, pero su gandulería y sus constantes flirteos con el golf colman la paciencia hasta del más sosegado. Si 'Zizou' ya patinó por estas fechas con su "si se va mañana, mejor", esta temporada ha tenido que aguantar como el '11' y también el colombiano se han negado a jugar en el tramo final de temporada

Sea como fuere, restan tres semanas para que arranque LaLiga y no hay visos de renuncia por parte de ninguno de los dos. El cafetero quiere salir y ser importante, pero por ahora no se ha concretado ningún acuerdo. Tiene más cartel pero el Madrid se verá obligado a venderle a la baja por su escaso vuelo y su contrato, que acaba en 2021. Por el contrario, el inapetente británico quiere llevar a la extenuación a la entidad y en un ejercicio de falta de profesionalidad e integridad, pretende cumplir su contrato hasta 2022 y seguir enriqueciéndose sin importarle si juega o no. Culpa del club por no aprender de la holgazanería y firmar acuerdos tan largos que se convierten en tu peor enemigo.