Las opciones de Eurocopa para Isco deben cimentarse en Chamartín

08.10.2019 17:45 de David Dieguez Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
Las opciones de Eurocopa para Isco deben cimentarse en Chamartín

Pasan las semanas y los nombres propios que rodean a la esfera del Real Madrid son muy diversos. Zidane, Hazard, Benzema, Bale, Ramos, James..., jugadores que destacan por su buen o mal rendimiento y un equipo que destila irregularidad. También se habla mucho de fichajes; los ya conocidos casos de Pogba y Van de Beek, el destino de Eriksen, el rumbo de la carrera de Pochettino... Pero ya nadie habla de Isco. 

Y sí, quizá no sea la hora de sacar a relucir el talento del malagueño, por todos de sobra conocido, ya que sale de una larga lesión muscular y apenas ha tenido minutos, pero nunca es mala hora para recordar los méritos que alguna vez le hicieron llegar a la cima. Isco fue pieza fundamental en las cuatro orejonas, la de Carletto y sobre todo en las tres de Zizou, jugando las finales y sentando a Gareth Bale en la mayoría de ellas. Recuerdo un encuentro de la Selección frente a Italia en el Bernabéu en el que se salió y el mundo comenzó a calificarlo como el mejor jugador español en muchos años. También recuerdo el sonido del feudo blanco cada vez que su nombre sonaba por megafonía; el de un público expectante por ver al jugador más espectacular y diferente en cuanto a técnica de la plantilla. Aunque ahora suene raro, Isco Alarcón fue el líder del Real Madrid en ataque por momentos, y en mayor medida si cabe, también de la Selección, que cuando vio a Iniesta y Xavi abandonar, encontró en el del Arroyo un nuevo timón del barco.

Con todo eso y mucho más, Isco está ahora en un segundo plano, como el extra de una película al que ni siquiera han llamado para el último estreno, véase esta última concentración de España. Isco debe volver a ser el que es y demostrar en el Madrid que es el centrocampista necesario, haciéndose con el billete para la próxima Euro 2020.