¡Qué difícil es ganar una Champions si no eres el Real Madrid!

15.08.2020 21:00 de Javier Morales Twitter:    Ver lecturas
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport
¡Qué difícil es ganar una Champions si no eres el Real Madrid!

La Champions League es, sin duda, esa competición que marca las diferencias entre los equipos grandes y aquellos destinados a vivir a la sombra de los campeones, en el más profundo de los fracasos. Una competición feroz, imposible de ganar bajo el precepto de que "el fútbol nos la debe" y donde la única excusa que vale para ganarla es haberla merecido más que ningún otro y haberlo demostrado en el campo. 

Haciendo un claro repaso de la actualidad de la competición, la Champions tiene mucho más valor de que al priori se le ha dado estos últimos años. El Real Madrid es, sin competidores directos, el máximo campeón histórico del torneo con 13 entorchados. Le siguen, aunque no de cerca, el Milán, equipo en horas bajas que se hizo con 7 galardones y el Liverpool con 6 copas, que ha vuelto a colarse tras años de sequía en uno de los favoritos a ganarla año tras año. Ya más abajo, encontramos en el ránking a otros equipos de menor calado internacional como el FC Barcelona, que ha ganado una de las últimas 9 ediciones aún con el mejor jugador de su historia entre sus filas y el Bayern, reciente verdugo azulgrana, que se erigen con 5 campeonatos. Sin embargo, también es una competición para soñadores, como el Leipzig de Julian Nagelsmann, fundado en 2009 y con posibilidades de alzarse campeón en esta edición o el Atlético de Madrid, que no la ha ganado en sus 117 años de historia, pero nunca dejan de creer.

Y es que la Champions es muy difícil ganarla si uno no viste de blanco y juega en el Bernabéu. El histórico equipo de Zidane se hizo con 3 seguidas, realizando un hito jamás visto anteriormente en el mundo del fútbol y atravesando un camino no precisamente fácil. Para alzarte con la Champions League tienes que batir a dos tipos de equipos. En primer lugar, y para mi gusto los más peligrosos, son aquellos que no tienen nada que perder. El Dortmund en varias ocasiones, aquel Wolfsburgo de 2014, el Napoli de Ancelotti o el Atlético de Madrid en las finales. Y por otro lado, en la Champions League encontramos a los equipos grandes. La historia les precede, el Bayern de Múnich de Guardiola , la Juventus de Turín de Allegri, la Roma, el Liverpool del 'Rock and Klopp' o el PSG de Neymar o Mbappé. Tanto unos como otros han de ser derrotados parea coronarte campeón europeo, y todos ellos lo fueron por el Real Madrid.

Porque ganar la Champions League es ardua tarea, a veces mucho más complicado de lo que pensamos. Cada año hay una edición y ganarla todos los años es imposible. Como madridistas, debemos tener en cuenta que en esta competición, el Real Madrid es caballo ganador y que la historia, tanto en pasado como en presente, siempre unirá el blanco de Chamartín con la 'Orejona'. Viendo los últimos resultados, especialmente en el caso de Barcelona, es necesario darse cuenta de la gran hazaña blanca de ganarla 3 años seguidos, porque la Champions no es fácil, que se lo pregunten a Messi o a Simeone sino.