Zidane sufre las primeras consecuencias de obstinarse con Pogba

13.09.2019 21:14 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
Zidane sufre las primeras consecuencias de obstinarse con Pogba

La temporada es muy larga y un solo fichaje no es definitorio ni resolutivo de cara a desarbolar los obstáculos que cada campaña pone en el camino. Una máxima estaba muy clara al finalizar el curso 18/19, y es que al Real Madrid le acompañaba una necesidad acuciante de reforzar y remodelar la sala de máquinas. Las salidas de hombres como Marcos Llorente, Kovacic o Ceballos supusieron un respiro para el club, desbordado de activos y necesitado de aligerar su nómina. Sin embargo, y contra todo pronóstico, nadie llegóZidane demandó insistentemente a Pogba, y en el Madrid estaban dispuestos a satisfacer a su entrenador...pero hasta cierto punto. No estaban por la labor de acceder a las desorbitadas pretensiones del Manchester United, conocedor de la desazón blanca. Mientras, en el seno de Concha Espina se presentaron las opciones de Eriksen o Van de Beek como alternativas al francés, pero 'Zizou' no quiso saber nada. Solo tenía oídos para su compatriota, y de no ser el '6' de los 'Red Devils' quien diese brillo a su medular se la jugaría con los que había. Los dimes y diretes fueron sintomáticos de una falta de entendimiento alarmante entre técnico y escuadrón, que como víctima se cobró una gestión preocupante de la plantilla.

Superado el 2 de septiembre alguien había recalado en Madrid, pero era un portero suplente y como contrapartida de un amado Keylor Navas, quien se convirtió en pañuelos y lágrimas para gran parte de su afición. Para el medio, ni rastro de refuerzos, aunque se hable de James como el 'fichaje'. Denostado durante todo el verano, ha sido la nota positiva en la parcela de tres cuartos tras su duro Erasmus de dos años en Múnich. Sin embargo, el colombiano es el tipo de futbolista que define la jugada o que le aporta el punto de cocción casi definitivo con un último pase, pero su rol de elaborador de juego desde la materia prima dista y mucho de sus prestaciones a lo largo de su dilatada carrera. Zidane creyó ser inmune al prescindir de un Dani Ceballos que sacó sobresalientes en sus exámenes durante el Europeo Sub-21 en Italia, y tener solo ojos para Pogba pasa factura ya en los prolegómenos de la cuarta jornada a un equipo que no puede volver a errar. Era una obviedad que tan solo cuatro mediocentros puros en plantilla se trataba de un disparate. La temporada es sempiterna, Kroos y Modric precisan rotación y Valverde aún parece estar como su nombre indica, verde. Mientras, Ceballos en Londres, Pogba en Mánchester y Eriksen y Van de Beek con el teléfono apagado después de esperar una llamada que nunca llegó. Que Dios les pille confesados.