ZIDANE TIENE RAZÓN: NO ES LA JUVE DE CARDIFF

20.03.2018 15:12 de Giacomo Iacobellis Twitter:   artículo leído 3118 veces
ZIDANE TIENE RAZÓN: NO ES LA JUVE DE CARDIFF

"En el boxeo, si quieres ganar un título, tienes que luchar con el actual campeón: ­¡aprovechando nuestras armas lo conseguiremos!". El entrenador de la Juventus Massimiliano Allegri parece haberse olvidado ya de la final de Cardiff y no tiene miedo a nadie. Ya, porque la "Vecchia Signora" de la temporada 17-18 no es el mismo equipo del junio pasado. Para nada. Esta Juve tiene mucha más confianza y personalidad.

#Finoallafine (#hastaelfinal): de hecho, nunca su eslogan había sido tan evidente como este año. Cuando el Napoli ya estaba soñando con la victoria del Scudetto, los bianconeri han tenido una racha impresionante, revirtiendo todas las previsiones y conquistando de nuevo la primera plaza de la Serie A. Un camino importante en Italia y en Europa, sobre todo dentro del Allianz Stadium de Turín. El mercado (y el tiempo) han mejorado el nivel del equipo, a pesar de la inesperada venta de Bonucci al Milan. Así que, por ejemplo, Benatia se ha convertido en la "B" que faltaba a la BBC, Matuidi ha añadido músculo, equilibrio y experiencia en la medular, mientras que Buffon, Chiellini y Barzagli saben que ésta puede ser la última ocasión de su carrera para ganar la Copa más importante de todas.

Y las armas de la Juventus no se acaban obviamente con su "Muro" defensivo y su centro del campo, porque Higuaín ya decide eliminatorias, Dybala inventa en búsqueda de la consagración, Mandzukic se sacrifica en la banda como un corredor y Douglas Costa encanta con su "futebol bailado". Pero la verdadera arma del conjunto italiano no es ninguna otra que su entrenador: pocos en el mundo como Allegri saben leer los partidos y aprender de sus errores. Lo vimos en Wembley ante el Tottenham, unos octavos de final decididos exactamente por los cambios del técnico toscano. La Juve ha asimilado la lección de Cardiff y no puede permitirse otro paso en falso, a partir de la ida en Italia. Por estas razones, el doble enfrentamiento con los merengues esta vez va a ser más equilibrado. Aunque el Real Madrid de Zidane siga siendo el mejor equipo del mundo.