Laso: "Habrá que jugar bien los 40 minutos para ganar al Barcelona"

07.05.2014 13:30 de Daniel Baranco   ver lecturas
Laso: "Habrá que jugar bien los 40 minutos para ganar al Barcelona"
© foto de ACB PHOTO

El entrenador del Real Madrid ha asegurado en una entrevista para la web de la Euroliga que su equipo deberá jugar muy duro los 40 minutos ante el Barcelona para poder alcanzar la final. Laso también reconoció que se trata de un equipo al que es muy difícil encontrarle los puntos débiles.

 

La clasificación para la Final Four
"Estoy satisfecho y orgulloso. Creo que en una temporada llena de partidos y después de viajar tanto, después de enfrentarse a este tipo de equipos tan resistentes y a una serie de playoffs ante el Olympiacos, el equipo logró un gran objetivo, que es volver a la Final Four de la Euroliga en una temporada que ha sido muy difícil para todos. Estoy muy contento y muy orgulloso del trabajo que mi equipo ha hecho mi equipo”.

Los playoffs ante Olympiacos
"Bueno, estamos hablando de una serie playoffs, que también era definitiva en la temporada pasada. Para nosotros, dar un golpe al campeón que defiende título, por supuesto, nos hace más fuertes y confirma el buen trabajo que hacemos en toda la temporada y el crecimiento que tuvimos en equipo. Olympiacos tiene un gran corazón y un líder como Spanoulis que siempre se intensifica en momentos difíciles. Desde un punto de vista personal y de baloncesto, fue una dura e intensa serie con un resultado satisfactorio para nosotros".

Usar siempre el mismo quinteto
"Ayuda el planear las cosas en el inicio de la temporada, a evaluar cómo se va a utilizar a sus jugadores en un calendario tan exigente, sabiendo que juegas para las grandes objetivos desde el primer partido de Euroliga y de Liga Endesa. Sabíamos claramente que, en la Euroliga, el cinco inicial tenía que ser sólido desde el principio del partido, sabiendo que los jugadores que entran son igualmente importantes. El equipo lo entendió así y en ese sentido, es algo que apreciamos. Todo el mundo es importante en este equipo. Sin nuestro trabajo en equipo, no estaríamos aquí". 

La temporada de Sergio Rodríguez
"Desde el punto de vista individual, su crecimiento como jugador y persona le permiten estar más tranquilo, se puede ver en los partidos y en cada entrenamiento. También es muy seguro de sí mismo, sobre su juego y su papel en el equipo. Creo que mis jugadores están muy bien, pero no brillan tanto sin el trabajo del equipo. Estoy muy contento con la forma en que Sergio creció en mis tres temporadas con el equipo. Desde el primer día traté de decirle que Sergio Rodríguez era un gran jugador de baloncesto, pero que solo se le veía como un jugador que deja grandes momentos como canastas o asistencias, tenía que ser más consistente en otros aspectos. Muchas veces, la gente habla de sus jugadas más espectaculares, pero hace bastantes otras cosas buenas para el equipo y eso es lo que le hace ser decisivo en muchos momentos".

El nivel defensivo del equipo
"El baloncesto es un deporte muy exigente. Tiene continuidad en el juego, tienes la pelota solo 24 segundos pero luego tienes que trabajar en defensa. Ver el baloncesto como un juego de correr y anotar no es todo lo que realmente es, aunque la gente aprecia nuestro juego rápido y los partidos con muchos puntos. Nos basamos en ser un equipo sólido, en conseguir robos y rebotes defensivos, en hacer que nuestros rivales bajen sus porcentajes de tiro… Esa explosión ofensiva sería mucho más difícil. En ese sentido, el equipo ha mejorado mucho y es consciente de que necesitamos energía defensiva para imponer nuestro ritmo de juego".

La importancia del equipo por encima de las individualidades
"Puedes tener grandes jugadores pero no van a hacerlo bien si no juegan bien en equipo, y jugar como un equipo requiere la capacidad de pasar la pelota, encontrar al hombre abierto, sacrificar un tiro para encontrar un compañero de equipo que esté abierto. Muchas veces, un equipo en el que todos pueden anotar es difícil de manejar, porque todo el mundo quiere tener la pelota. Para nosotros, ser capaces de buscar al hombre abierto, la búsqueda de nuestros grandes hombres pasando la bola correctamente, en busca de la mejor opción, es lo que nos da un buen ataque que no depende de sólo uno o dos jugadores. No es sólo tener buenos jugadores que anoten una gran cantidad de puntos".

El partido ante el Barcelona
"En primer lugar, hay que jugar duro los 40 minutos. El Barcelona es un equipo muy profundo, con un montón de buenos anotadores y grandes defensores también. Sus hombres altos son capaces de anotar y pasar el balón. Es difícil encontrar sus debilidades. Lo sabemos y los conocemos bien, al igual que ellos nos conocen. Habrá algunos ajustes tácticos, es natural, pero tienen jugadores talentosos capaces de romper el guión. Todos esperan a Navarro y Tomic para anotar ya que son referencias del Barcelona, ​​dentro y fuera, Jugadores como Oleson, Huertas, Dorsey, Lorbek… pueden intensificar esa anotación también. Es difícil hablar de algunos jugadores de un equipo tan profundo como el Barcelona. Vencimos al Barcelona en el último segundo en la final de la Copa del Rey. Cada partido es diferente y si queremos vencer a un buen equipo como el Barcelona, ​​tenemos que jugar bien al baloncesto durante 40 minutos".

La otra semifinal entre CSKA y Maccabi
"Los dos equipos tienen estilos muy diferentes de juego con dos entrenadores muy diferentes porque sus jugadores son también muy diferentes. CSKA es un equipo muy grande, muy atlético, fuerte en todas las posiciones, y tiene un montón de opciones en defensa. Maccabi es más ligero y más rápido y depende más de su tiro exterior. Ambos equipos tuvieron una gran temporada para llegar a la Final Four. En Moscú y Tel Aviv, el CSKA era mejor, pero estoy seguro de que a partido único, ninguno es el favorito o el más débil".

Diferencias entre la Final Four como jugador y como entrenador
"Es muy diferente. Como jugador, estás mirando siempre cómo llegar allí. Quieres jugar el partido, sudar, controlar el balón, sentir el juego y jugar baloncesto. Cuando estás en la cancha liberas tu mente y juegas al baloncesto. Como entrenador, te despiertas por la noche pensando que se podría hacer algo diferente. Siempre tienes la sensación de que hay algo más que puedes hacer. Intentas arreglar las cosas hasta el último momento y hacer lo mejor para tus jugadores. Ambos sentimientos son diferentes. La parte más hermosa de baloncesto es jugarlo, pero ahora, como entrenador, disfruto mucho con estos grandes jugadores. En ambas situaciones, los sentimientos son diferentes, pero ambos pueden ser agradables".

La experiencia del año pasado
"Es un largo camino y no puedes aprender de un solo partido. Cada final siempre es impredecible; tuvimos una gran ventaja al principio del encuentro, el signo del partido cambió y vimos como ellos comenzaron a  estar más cerca y más cerca. Eso nos afectó desde el punto de vista psicológico y aunque fue un partido cerrado, ellos manejaron mejor el partido en el último cuarto. Pero eso fue todo. Tuvimos muchos partidos después de eso y ganes o pierdas se acaba aprendiendo. La gente en la calle además quiere que diga que vamos a ganar esta temporada. Como equipo, evaluar nuestro crecimiento por un partido perdido no sería justo. Está basado en nuestro trabajo diario y hemos tenido momentos buenos y malos en mis tres años como entrenador. Perder esa final fue un mal momento, pero el equipo rápidamente se recuperó y ganó el título de la Liga Endesa. Por ejemplo, hemos perdido dos veces ante el Olympiacos, pero nos recuperamos para ganar el quinto partido. La experiencia es lo que te hace crecer como equipo y como jugador".