El fútbol gana mucho cuando hay sueños en juego

23.01.2020 17:00 de Javier Morales Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
 El fútbol gana mucho cuando hay sueños en juego

La Copa del Rey ha tomado un matiz completamente diferente al visto en años anteriores. El trofeo, menospreciado por los equipos antaño, ha recuperado la intensidad con la decisión de jugarse a un partido único. Siendo realistas, las posibilidades de que equipos como el Logroñés, Unionistas o Ibiza eliminases de la competición a equipos de Primera se antojaba prácticamente imposible. El doble partido, favorecía la clasificación de los grandes, que vivían la Copa del Rey como un trámite que pasar hasta semifinales.

Con el nuevo formato, el fútbol sale ganando, porque ayer fuimos muchos los que el Unionistas dejó helados con ese golazo y los que pensamos que el Ibiza eliminaría al FC Barcelona de la Copa del Rey. Esta copa trae intensidad, seriedad, espectáculo y, sobretodo, sueños. La posibilidad de que David derrote a Goliath está muy presente y eso e sun punto a favor para los aficionados. Este formato exige que jugadores de la talla de Griezmann, Casemiro, Bale , Benzema, De Jong o James vivan el fútbol desde la perspectiva de los modestos, exige que los aficionados locales vean jugar en sus pequeños estadios a sus ídolos e incluso tengan que dejarse la piel para ganarlos. Hacen que estos jugadores pasen de jugar una final de Champions en Milán, Kiev o Libsoa a darlo todo el Las Pistas del Helmántico. ¡Qué bonito es el fútbol cuando hay sueños en juego!