El Real Madrid de los centrocampistas

16.01.2020 17:00 de David Dieguez Twitter:    Ver lecturas
© foto de Insidefoto/Image Sport
El Real Madrid de los centrocampistas

El Real Madrid acostumbra a ser un equipo de ataque, de transiciones rápidas y de puñales en las bandas. Un equipo en el que los hombres del centro del campo actúan como nexos entre la defensa y una delantera repleta de estrellas que finaliza la mayoría de las jugadas y copa todo el protagonismo. Así había sido hasta ahora con Zidane, en la época más dorada del conjunto blanco y esas 3 Champions seguidas, pero algo ha cambiado.

El foco ya no está tan puesto en la delantera, sino en el medio. La inamovible BBC era la que recibía toda la atención mediática y a la que se le presuponía una responsabilidad absoluta en el funcionamiento del engranaje completo. Ahora ya no es así. Zidane se ha reinventado. Cinco centrocampistas y un juego de toque inaugurado en la Supercopa que seguramente servirá como precedente para próximas fechas. El equipo mueve la pelota hasta que la duerme, al tiempo al que cansa al rival corriendo detrás del esférico en la zona medular. Las transiciones están más elaboradas, y, al no contar con extremos, los laterales tienen el deber de ser más profundos en sus internadas.

Este Madrid, en estos momentos, es claramente un Madrid de centrocampistas, se juega a lo que ellos marcan, son el timón del barco y el capitán se llama Toni Kroos. El alemán lleva el ritmo de una navegación que ahora mismo es de crucero. Valverde no necesita adjetivos, Casemiro está brillante y Modric es siempre Modric. Veremos si con la vuelta de Hazard, Bale y Benzema se sigue repitiendo el esquema, pero lo cierto es que esta Supercopa ha servido para hacer ver a Zidane que su plantilla cuenta con las variantes necesarias para triunfar.