El triunfo de la paciencia

02.03.2020 10:40 de Alejandro Alonso Twitter:    Ver lecturas
© foto de J.M.Colomo
El triunfo de la paciencia

Zinedine Zidane comentó tras caer ante el Manchester City que el partido de ayer no era más que una oportunidad de oro para revertir el vuelo del equipo tras los malos resultados en los últimos choques. Se empató ante el Celta, se cayó en el Ciutat de Valencia y se volvió a caer ante los 'citizens'. El de ayer era un partido clave para el transcurso de esta temporada y sobre todo para la moral de los jugadores.

Segunda parte para el recuerdo

Courtois tuvo que salir a escena en los primeros 45 minutos cuando Arthur y Messi le probaron en las dos únicas ocasiones peligrosas del conjunto blaugrana en la primera parte. Vinicius se mostró desde el principio muy participativo y quiso encarar en todo momento tanto a Semedo como a Piqué, dos de sus marcadores en la noche de ayer, pero estuvo muy fallón en el último tercio del campo. Tras la reanudación, y tras un paradón de Ter Stegen Isco, el Madrid dominó de forma muy abusiva sobre los culés. En defensa no tuvieron ninguna opción, solo un disparo de Braithwaite, ya que tanto los centrales como de Casemiro y Valverde se mostraron impasibles ante cualquier intento de los de Setién.

Benzema fue clave en el encuentro bajando a recibir al lado de Isco para abrir huecos en la defensa del Barça. Cuando caía a banda despistaba tanto a Piqué como Umtiti, ya que se mantenía en superioridad con Vinicius y Marcelo en la izquierda, por donde se produjo el primer tanto madridista. Kroos marca el pase al brasileño y este, tras una carrera con Piqué, bate a Ter Stegen. Tras el gol los blancos pudieron hacer alguno más, pero no fue hasta el 94' cuando Mariano dejó claro que los tres puntos no se movían de allí y que hay que dejarse la vida en el césped aunque juegues poco, muy poco o casi nada.

Y en la grada, Cristiano

Por si esto fuera poco, Cristiano Ronaldo estuvo animando al que fue su equipo en la noche de ayer. El luso se mostró nervioso durante el encuentro hasta que con el gol de Vinicius estalló de alegría. ¿Será el último gol que celebre allí?