¿Hasta el final...?

01.03.2020 16:00 de Alejandro Alonso Twitter:    Ver lecturas
¿Hasta el final...?

Los equipos grandes se ven en los partidos grandes y el de hoy es uno de ellos. Los blancos se juegan la temporada ante el FC Barcelona y todo el madridismo lo sabe. Ante el City se sufrió una de las derrotas más dolorosas de los últimos meses, aunque a los de Zidane nunca se les puede dar por muertos y menos en su competición. El clásico medirá las sensaciones de ambos equipos. El Madrid llega muy tocado pero los azulgrana no están ni mucho menos para tirar cohetes, para muestra su empate ante el Napoli el pasado martes. Jugaron mal pero se llevaron un buen resultado del San Paolo

¿Hay posibilidades?

Sin duda alguna. Nunca se le puede dar por muerto al Madrid y menos en esta competición. Un mal partido o unos malos 10 minutos no pueden hacer olvidar lo que han hecho estos jugadores hace apenas dos años. Es verdad que no pasan por su mejor momento, pero ¿alguien se esperaba encajar tan pocos goles tras la derrota en Mallorca? ¿Alguien se esperaba que Zidane hiciese volver a jugar bien a estos jugadores? La mayoría de nosotros se queda perplejo al observar los datos en defensa del equipo tras la derrota en Mallorca hasta hace apenas un mes. Solo 13 goles encajados en las primeras 22 jornadas de liga. Algo que nunca se había hecho en la historia del club. Ante el Barça se verá de qué pasta están hechos los merengues y si la frase de Ramos se cumple y los jugadores se lamentaron tras caer en Champions o por el contrario pensaron en el clásico desde esa noche. 

El factor diferencial: Kroos

Igual que hay un Madrid sin Mendy y sin Valverde, también lo hay sin Toni Kroos. Es ventajista pensar que con el alemán hubiera sido diferente pero lo cierto es que junto con Casemiro y el 'pajarito' ha sido el mejor centrocampista blanco en toda la temporada. Es la brújula sobre la que gira el equipo, donde pone el ojo pone la bola y eso se notó ante el City cuando el equipo pedía más posesión y tranquilidad y no tanto ataque sin sentido. ¿Marcará la diferencia ante el Barça?