Hay que fichar: un buen resultado no debe tapar la mala planificación deportiva

10.01.2019 15:00 de Sandro Herves Garrido Twitter:    Vedi letture
Hay que fichar: un buen resultado no debe tapar la mala planificación deportiva

El resultado de anoche del Real Madrid no debe tapar la nefasta gestión en materia de fichajes de Florentino Pérez y la directiva esta temporada. La plantilla del Real Madrid es una plantilla mediocre, cada año peor, llena de jóvenes talentos, sí, pero que no son todavía futbolistas hechos para triunfar en el Santiago Bernabéu, quien sabe si en el futuro lo serán, si alcanzarán su potencial aquí o si por el contrario no llegarán a lo que se espera de ellos nunca. Hay que fichar. Es el momento, ahora o nunca, pero parece que la esperanza del madridismo se diluye.

El presidente del Madrid vive en una realidad paralela, le dicen cada día en los medios oficialistas que está muy bien eso de firmar jugadores jóvenes, que llevamos 3 champions seguidas, etc, pero no parece comprender una realidad: las estadísticas no engañan. El Real Madrid lleva la mitad de los goles del FC Barcelona en la Liga, una cifra ridícula. 26 goles por 50 de los azulgrana, es una suma ridícula que muestra una debilidad importante en ataque, pero parece que han arrojado la toalla a reforzar una plantilla que pide a gritos una renovación. El equipo está en quinta posición, el Bernabéu, el templo del fútbol, ya pierde 10.000 espectadores. La única esperanza del madridismo es un chico brasileño de 18 años, y también ver si Solari pone a Isco de una vez.

Sinceramente, anoche, viendo el encuentro frente al CD Leganés, uno de los candidatos a no perder la categoría, no lo olvidemos, no me dio la sensación de que el Madrid fuera tan superior como el resultado mostró, los pepineros tuvieron varias ocasiones que marraron, especialmente un cabezazo que detuvo Keylor con una gran parada que habría supuesto el 0-1. Los goles llegaron, si, se ganó y la eliminatoria está encauzada, pero sinceramente, anoche vi un equipo que me pareció más de lo mismo.