Casillas recuerda su debut en Champions y la final de 2002 en Glasgow

10.02.2019 14:15 de Daniel Cayetano Twitter:   artículo leído 302 veces
© foto de Federico Gaetano
Casillas recuerda su debut en Champions y la final de 2002 en Glasgow

El exjugador del Real Madrid y actual portero del Oporto, Íker Casillas, ha concedido una entrevista a la página web oficial de la UEFA donde ha hablado de su debut en Champions con el conjunto blanco y la famosa final de 2002.

Primera convocatoria para un partido de Champions: "Estaba en clase de diseño. Estábamos hablando sobre el Real Madrid, sobre cómo se encontraba en ese momento. Fue a finales de noviembre, creo, y el equipo tenía un partido importante contra el Rosenborg en Noruega. En ese momento, el director del instituto entró en el aula. Todos sabían que jugaba en las categorías inferiores. Solía hablarme sobre el Madrid, como lo hacía con mis amigos. Me dijo: 'Iker, ¿te importaría salir un segundo?'. 'Claro', le contesté. Cuando salí, me dijo: 'Será mejor que te subas a un taxi y te des prisa para llegar a Barajas porque el Real Madrid acaba de llamar a tu madre y ella nos ha llamado. Tienes que darte prisa porque tienes que ir a Noruega. Sentí como si acabase de tocarme la lotería. Tenía 16 años. Salí del instituto, fui a casa, me cambié de ropa, me subí a un taxi rumbo a Barajas y conocí a todas las estrellas, todo lo que crees imposible cuando eres un niño. Pasé de estar en clase con mi compañero Julio a sentarme en la misma mesa que Fernando Morientes, Clarence Seedorf, Fernando Sanz, Predrag Mijatović, Davor Šuker y Raúl González. Era algo mágico y siempre lo recordaré".

Final de Glasgow: "No estaba preparado para salir. Siempre había jugado con mangas cortas porque me sentía más cómodo y suelto, y no estaba preparado. Así que llega el momento en el que estoy a punto de entrar. Tengo que levantarme del banquillo, no tengo mangas cortas, estoy inquieto y nervioso porque no me gusta salir así, especialmente en una final, y tuve que cortarme las mangas. Javier Miñano, el preparador físico del Real Madrid, me ayudó mientras que Vicente Del Bosque me estaba dando algunas instrucciones sobre cómo afrontar el partido. Al final, tuvimos la suerte de ganar, mi segundo título de la Champions League contra un Bayer Leverkusen que había mejorado. La gente decía que el Bayer Leverkusen no parecía ser un gran equipo, pero estamos hablando de un equipo con Michael Ballack y Yildiray Baştürk, muy buenos jugadores en ese momento. Había eliminado al Manchester United, a la Juventus… Lo recuerdo con mucha felicidad, y solo tenía 20 años en ese momento".

PINCHE AQUÍ PARA LEER SUS PALABRAS SOBRE UN HIPOTÉTICO CLÁSICO EN LA FINAL DE CHAMPIONS