La Fiscalía archiva la investigación por los cánticos racistas a Vinicius en el derbi

No ve delito contra la dignidad del jugador del Real Madrid
02.12.2022 10:55 de Daniel Cayetano Twitter:    ver lecturas
Fuente: El Confidencial
Vinicius en el derbi
Bernabeudigital.com
Vinicius en el derbi
© foto de Federico Titone

La Fiscalía Provincial de Madrid archiva la denuncia interpuesta por Esteban Ibarra, en calidad de presidente del Movimiento contra la Intolerancia, por los cánticos racistas que recibió Vinicius Junior durante el último derbi en el Civitas Metropolitano. El jugador del Real Madrid fue objeto de gritos por su color de piel: "Eres un mono, Vinicius eres un mono", se llegó a cantar en el estadio del Atlético de Madrid.

Sin embargo, a pesar de que considera que los cánticos son “desagradables”, “inapropiados” e “irrespetuosos”, la Fiscalía entiende que se vertieron por la celebración de un partido de fútbol “de máxima rivalidad” junto con otras alusiones “despectivas” o “burlonas” marcadas por esa competencia deportiva. Asimismo, el representante del Ministerio Público señala que no existe un acto concreto para imputar a una persona determinada y los insultos racistas, después de ser analizados, "tampoco integrarían un delito contra la dignidad de la persona afectada". En este sentido argumenta, además, que dichos cánticos no se volvieron a producir más que en dos ocasiones "y que duraron unos segundos".

LA INVESTIGACIÓN POR LOS CÁNTICOS A VINICIUS

Junto a la denuncia del Movimiento contra la Intolerancia, se incorporó la que realizó LaLiga; y posteriormente se procedió a oficiar a la Brigada Provincial de Información (BPI) para que procediera a su investigación y contextualización. Para contextualizar lo sucedido, se acompañó del comunicado oficial del Atlético de Madrid en el que se condenaban estos hechos, y del mensaje que publicó Vinicius Junior en sus redes sociales en contra del racismo

Por último, la Policía analizó las imágenes obtenidas por la Unidad de Control Organizativo del estadio. Sin embargo, solo se recogieron imágenes, no audios, dado que "el sistema de grabación del estadio no graba". Y en cuanto a las grabaciones obtenidas del exterior del Civitas Metropolitano, el mismo oficio recoge que no se pudo reconocer a ninguna de las personas que realizaron los cánticos, “al tratarse de un número considerable de personas las allí congregadas”. Así pues, todo queda en nada y los insultos racistas a Vinicius salen gratis.