¿Podría Bellingham tener problemas en su hombro en el futuro? La respuesta, al descubierto

La fisioterapeuta Rocío Martín analiza la última lesión del futbolista inglés del Real Madrid y la gran preocupación del madridismo
24.11.2023 13:02 de Daniel Cayetano Twitter:    ver lecturas
Jude Bellingham, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Jude Bellingham, Real Madrid
© foto de Federico Titone/BernabeuDigital.com

El pasado día 5 de noviembre, durante el partido frente al Rayo Vallecano en el Santiago Bernabéu, Jude Bellingham sufrió una luxación en su hombro izquierdo, que posteriormente le causó un cuadro de inestabilidad anterior en esa articulación. Un percance que le impidió disputar los últimos encuentros del Real Madrid frente al SC Braga y el Valencia, así como los últimos compromisos de la selección inglesa.

No es algo grave, de hecho todo apunta a que podrá jugar ante el Cádiz el próximo domingo, pero sí que es una lesión delicada y que puede generar molestias a futuro. Una vez se produce una luxación en el hombro, es más fácil que esta vuelva a repetirse; en algunos casos incluso se precisa cirugía para estabilizar la articulación.

¿PUEDE BELLINGHAM SUFRIR PROBLEMAS A FUTURO?

En el madridismo hay cierta preocupación por cómo pueda responder ese hombro de Jude Bellingham, la gran estrella del Real Madrid con 13 goles en 14 enfrentamientos. Sin embargo, según Rocío Martín, fisioterapeuta que ha basado su práctica clínica en una fisioterapia deportiva y traumatológica, el futbolista inglés no tendría por qué tener problemas a futuro en esa articulación.

"Una inestabilidad consiste en que el manguito rotador, el que estabiliza el hombro, no está haciendo la función necesaria y ese hombro puede quedar inestable. Cuando un hombro se sale, normalmente hacia adelante como en el caso de Bellingham, las estructuras de la cara anterior (tendones y ligamentos) pueden verse elongadas, lo que hace que las luxaciones tengan recidivas, es decir, que se vuelvan a dar. Es muy importante ver cómo va reaccionando ese hombro con el paso del tiempo. Si no se vuelve a dar, perfecto. Eso querrá decir que el hombro de Bellingham solo fue inestable en ese momento por la caída. Lo que hay que hacer es que ese manguito rotador y la musculatura de la zona estén muy fuertes para que estabilicen el hombro lo suficiente como para que no se vuelva a luxar. Insisto: fue una luxación accidental, así que si estabilizan bien ese hombro no tendría por qué dar más problemas. Si no se consiguiera, habría que ver cómo han quedado tendones, articulación... y a veces sí necesitan cirugía", explica la fisio en exclusiva a Bernabéu Digital.

¡CLIC AQUÍ PARA LEER LA ENTREVISTA COMPLETA!