De aquel Harry Kane a actual Antonio Rüdiger

La opinión de Álex Alonso
10.02.2024 16:00 de Alejandro Alonso Twitter:    ver lecturas
Carlo Ancelotti, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Carlo Ancelotti, Real Madrid
© foto de Federico Titone/BernabeuDigital.com

Harry Kane y Antonio Rüdiger no tienen nada que ver, pero los dos me han venido a la mente pensando en Carlo Ancelotti. Poco se le puede exigir a partir de ahora al italiano cuando no tiene a ningún central disponible para jugarse LaLiga contra el Girona. Puede parecer una broma de mal gusto, pero no lo es. El mejor equipo del mundo sufre una necesidad más propia de un club que se está jugando el descenso o tiene problemas económicos y no ficha a nadie.

En invierno pudieron firmar a cualquier central. Sonaron Varane, Albiol o Lindelof. Cualquier de ellos, y no es que me ilusionen especialmente, podría ser titular hoy y resolver una papeleta realmente complicada en el Real Madrid.

KANE, ALABA, RÜDIGER...

Carlo Ancelotti pidió el fichaje de Harry Kane en verano cuando se confirmó la marcha de Karim Benzema. En el Real Madrid lo estudiaron, pero decidieron no acometer su fichaje y confiar todas las posibilidades en la fortuna y en el buen hacer de un Ancelotti que no quiso enemistarse con la directiva. Después de muchos meses y de darse cuenta del apartado goleador de Jude Bellingham, todo parecía tranquilo, pero llegó la grave lesión de David Alaba.

Todos los que estábamos en el Santiago Bernabéu comentábamos las posibilidades del Real Madrid en el mercado. Confiábamos en que iban a fichar porque no había más remedio, pero no lo hicieron. Ahora el equipo no tiene a un '9' de talla mundial como Harry Kane, el cual se está saliendo en la Bundesliga, ni tan siquiera a un central disponible. La planificación deportiva vuelve a ser noticia y no precisamente por algo positivo.

¿Qué culpa tiene Carlo Ancelotti?

Alejandro Alonso
autor
Alejandro Alonso
Redactor de Bernabéu Digital y periodista por la UCM. Web, radio o televisión, lo importante es contar lo que pasa.