El Madrid tiró de orgullo para sobreponerse a las bajas y al Huesca con un Varane imperial

06.02.2021 21:25 de Daniel Cayetano Twitter:    Ver lecturas
Raphael Varane, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Raphael Varane, Real Madrid
© foto de Image Sport

La papeleta del Real Madrid no era nada fácil para el partido de este sábado ante el Huesca. Los blancos llegaban al Alcoraz con ocho bajas (Sergio Ramos, Fede Valverde, Eder Militao, Rodrygo Goes, Eden Hazard, Isco Alarcón, Dani Carvajal y Lucas Vázquez) y solo había que ver el banquillo (Altube, Lunin, Marcelo, Chust, Marvin y Mariano) para darse cuenta de la complicadísima situación a la que se enfrentaba Zinedine Zidane y el cuadro merengue. Todo ello sumado a la presión que tenía el equipo tras la dura derrota del pasado fin de semana frente al Levante. Sin embargo, los madridistas tiraron de orgullo y pundonor para sacar los tres puntos y no arrojar definitivamente LaLiga.

El Madrid fue capaz de dominar el choque durante los primeros cuarenta y cinco minutos, pero sin generar ningún peligro sobre la meta oscense. Solamente había arreones de Vinicius y Asensio. En la segunda mitad, los aragoneses salieron como fieras y estrellaron dos balones al larguero y Javi Galán, madridista confeso como reconoció en Bernabéu Digital, se sacó un zapatazo tremendo para marcar uno de los goles de la temporada y adelantar a los suyos. Sin apenas opciones en el banquillo y con el resultado en contra, la situación parecía estar nuevamente abocada al fracaso.

No obstante, el equipo tiró de coraje y se reenganchó al partido con buenas jugadas hasta que llegó el gol de Varane tras una falta impecable de Benzema que estrelló en el larguero. Los blancos siguieron remando, con algún que otro susto, hasta que el central francés volvió a aparecer nuevamente para rescatar los tres puntos en el minuto 84. Una victoria muy sufrida y muy meritoria después de ponerse todo en contra. El Madrid logró sobreponerse a las múltiples bajas y al Huesca y se sigue aferrando a LaLiga a base de orgullo, corazón y un Varane imperial.