El Real Madrid está obligado a reforzarse más allá del centro de la defensa y la delantera

La parroquia madridista espera el verano expectante
28.03.2021 22:30 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Zinedine Zidane, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Zinedine Zidane, Real Madrid
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport

Mucho se está hablando de Mbappé y Haaland, también de la fila abarrotada que forman los Alaba, Pau Torres o Koundé para el eje de la defensa, pero muy poco de otras posiciones que son más que susceptibles de ser reforzadas por el Real Madrid en verano. A día de hoy, muy pocos jugadores de la plantilla actual tienen la vitola de indiscutibles para la próxima temporada, lo que evidencia la necesidad de construir un equipo totalmente nuevo. Con la supuesta crisis, un mercado inflado y las obras del Santiago Bernabéu, es probable que las altas expectativas queden en agua de borrajas y los deberes a medio hacer. 

Porque al margen de la portería, parece que ninguna posición tiene el futuro enderezado para cuando amaine el calor estival. En el lateral derecho solo Carvajal apunta a seguir. Lucas quiere irse y Odriozola no da el do de pecho, de ahí que sea preciso otro jugador para ese puesto. Achraf, si te hubieses quedado...

En el otro costado sucede lo mismo, y es que únicamente Mendy tiene garantizada su presencia en el Real de la 21/22. Marcelo, a todas luces, es carne de salida, por lo que hace falta otro jugador que compita con el cachazudo francés. Unos pasos más hacia adelante, Casemiro sigue sin recambio y urge un perfil similar en la plantilla desde hace mucho tiempo, porque Valverde no es eso.

En tres cuartos es donde se avecina un futuro más abigarrado, y es que ahí el Real Madrid aglutina nombres por doquier de jugadores que tienen su futuro en un pañuelo: Isco, Ceballos, Odegaard, Kubo, Reinier, Brahim... nadie sabe que será de ellos la próxima temporada. En las alas, tres cuartos de lo mismo. El escuadrón blanco amontona gente, pero ninguno termina de romper el cascarón y alzar la mano: Hazard, Vinícius, Rodrygo, Asensio... Mientras, la cantera, con una fabulosa temporada bajo la tutela Raúl, llama a las puertas del primer equipo para erigirse como los verdaderos tapados del subversivo Madrid que viene.