No hay motivos para pensar que Ramos no renovará con el Real Madrid

Termina contrato en junio del año que viene
25.10.2020 22:17 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
No hay motivos para pensar que Ramos no renovará con el Real Madrid
Bernabeudigital.com
© foto de Imago/Image Sport

El madridismo se impacienta. A sus 34 años, Sergio Ramos es tan o más vital en el Real Madrid que lo que lo fue Cristiano Ronaldo en su día, y mirando a su contrato, finaliza en junio de 2021. A la vista está que su influencia es más determinante que la del luso, aunque no más rimbombante. El camero es un todoterreno que no solo es el dueño del cerrojo en el ámbito defensivo, sino que su polivalencia le permite decidir partidos en el arco contrario. A su abanico le añadió el chut de tiros libres tras la salida del portugués, tira los penaltis tan o más bien que él y atemoriza a los rivales cuando se apresura para rematar de esquina, desde donde, como este sábado, puede provocar lanzamientos fatídicos. Siendo central, no solo marcó, también provocó la acción en un movimiento sublime.

Es curioso cómo cuando que se acerca el fin del vínculo del camero, hay hermetismo y una calma tensa. Siempre se acaba resolviendo y los caminos de club y jugador nunca se bifurcan, pero la afición siempre anda entre interrogantes. Por seguir con las similitudes con Cristiano, desde que el '7' se fue, el seguidor se ha convencido de que lo puede hacer cualquiera. No hay nadie por encima de la entidad o ese es el mensaje que se propaga, y ya en 2015 el defensa flirteó peligrosamente con China y el United para mejorar su contrato. Ya sin Bale, es líder indiscutible del Madrid tanto fuera como dentro del campo, y parece que su rúbrica es un mero trámite y cuestión de tiempo. No hay una garantía como la suya en la plantilla ni tampoco fuera, en un mercado además con inflación y castigado. Supera con holgura la treintena, pero esa es la mayor virtud de un zaguero curtido y aguerrido que es un as del liderazgo, por no hablar de que su impacto supone una metamorfosis que mejora el ecosistema de alrededor, y el mejor ejemplo es un Varane varado sin la compañía del '4'. Por todo, un éxodo del sevillano sería más traumático que el que protagonizó CR7, pero a nivel individual tampoco parece que al andaluz le compense abandonar Madrid a sus infinitas horas de vuelo. Si ambas partes son coherentes, no se atisba ningún problema para que el matrimonio siga viento en popa.