FINAL | Real Madrid 94-84 Bitci Baskonia: no hubo color más allá del blanco

Concluye el primer encuentro de las semifinales de la Liga ACB
02.06.2022 23:42 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Bernabeudigital.com
Real Madrid de baloncesto

¡Final del partido en el WiZink Center! Victoria para un Real Madrid de Baloncesto que puso el turbo en el tercer cuarto, con un Causeur imperial y sus 13 puntos en el mismo, además de la gran aportación de Adam Hanga, que tras estar ausente en la primera parte, retornó en la segunda con más ganas y fuerzas que el resto. Por otro lado, el primer punto en la serie ya es blanco, gracias a una defensa colosal durante todo el encuentro, sumada a una brillante dirección de Núñez en sus minutos y al acierto de Yabusele en el último cuarto, finiquitó el encuentro con varios parciales demoledores para el Bitci Baskonia. 

El primer cuarto comenzó con bola para el Real Madrid tras una interferencia en el saque, pero el primer ataque fue fallido tras una mala selección de tiro en el triple. Tavares cargando la zona consiguió las primeras canastas del partido, tras varios lanzamientos errados por parte de los exteriores blancos. Pese a ello, el Baskonia impuso en este comienzo una defensa muy física, incomodando cada bloqueo madridista para que los bases no pudieran ejecutar una buena circulación de balón. Los vitorianos se encomendaban a Fontecchio en la subida de balón, pero ni él ni Baldwin IV podrían conseguir canastas limpias, solo mediante tiros libres. Llull fue el primer cambio de Laso, que sentó a Hanga por problemas de faltas, y fue el '23' quien encestó los dos primeros triples, y consecutivos, aunque Baldwin IV contestó en la siguiente jugada, pero el español continuó con su racha mediante otro gran tiro de tres, a asistencia de Rudy Fernández. Este final de cuarto fue muy intenso con más tiros desde el 6'75, siendo el '5' blanco el que pondría los cuatro de ventaja a falta de tres minutos para el pitido arbitral, y sería el balear quien cerraría los primeros diez minutos con un triple para poner tres arriba a los de Laso.

El segundo asalto, por otro lado, no varió mucho del empiece anterior, con un Real Madrid rocoso en defensa e intentando ser dinámico en ataque, que con la entrada de Juan Núñez tras la lesión de Llull, y de Poirier, quiso cambiar el sistema de juego. El Baskonia no escatimaba en esfuerzos, ya que podían defender con toda la impunidad del mundo, y empezató el encuentro a 25 con un gran triple de Marinkovic. El canterano madridista jugó muy bien con los bloqueos de los interiores madridistas, realizando una asistencia de lujo para el mate de Poirier, que también anotó el adicional tras la falta recibida. No fue el encuentro más vertiginoso, ya que ambos equipos pusieron tanta intensidad que les era muy complicado anotar con facilidad, aunque los blancos fallaron varios tiros abiertos que podrían haberles dado una mayor ventaja. Randolph encestó el segundo triple de los dos que lanzó, aunque Costello reaccionó en la jugada siguiente con una canasta y anotando el tiro adicional tras una falta de Deck. El final de este cuarto fue prácticamente calcado, con un marcador muy bajo y con ataques lentos debido a la exigencia del encuentro, pero los madridistas se fueron con 44-42 a favor al descanso.

Tras el paso por vestuarios, Deck anotó una bonita media distancia para inaugurar la primera posesión, y después de una buena defensa, Yabusele encestó un triple tras asistencia de Tavares, previo rebote capturado del pívot caboverdiano. Con la vuelta de Hanga, la ofensiva de Baskonia bajó enteros, así como la del Madrid subió, ya que entró con muchas ganas tras sus faltas del primer cuarto, sumándosele Causeur, que anotó un triple para poner un +12 en los primeros tres minutos, un vendaval. El contraataque era el arma principal del Madrid, que no perdonó con una entrada a canasta del húngaro, que se volvió la pieza esencial del sistema de Laso tanto en ayudas defensivas como en la salida rápida. Los vitorianos endurecieron su defensa, y se notó en las faltas personales, aunque no tuvieron la mejor efectividad en ataque, algo que sí tuvo el escolta francés, con un triple anotado completamente solo desde más de siete metros. Costello fue el hombre baskonista que más problemas causó a la zona blanca, gracias a su facilidad para anotar en la parte exterior, donde Tavares poco pudo hacer, aunque el pívot le robó un balón cuando se quiso internar hacia dentro.

Los últimos diez minutos comenzarón con un triple de Alec Peters, que se colocaba con 11 puntos, aunque Yabusele le contestó inmediatamente, devolviendo la ventaja inicial a los blancos. Después de varias posesiones de ambos conjuntos sin anotar, sería el propio alero francés quien anotaría tras dos tiros libres propiciados por una antideportiva de los vitorianos. Jeff Taylor convirtió otro triple de los chicos de Pablo Laso, mientras que el '28' blanco fue una auténtica pesadilla en defensa para los de Spahija, que no supieron sobrepasarle en ninguna posesión. Núñez retornó a cancha con la misión principal de seguir sumando asistencias en su cuenta particular, y con la entrada de Klavzar y Randolph, el entrenador blanco dio casi por finiquitado el partido. El esloveno ya tuvo una actuación muy destacada en aquel partido de Euroliga frente al CSKA, y entró en la convocatoria por la baja de Abalde, ya con molestias tras jugar contra Manresa. Este final no tuvo otro color, ya que los blancos tenían demasiada renta como para desperdiciarla, y se cerró el encuentro con una ventaja de más diez.

El próximo partido del Real Madrid de Baloncesto será el próximo sábado a las 18:00 horas en el WiZink Center frente al Bitci Baskonia en el segundo encuentro de la serie de estos Playoffs de Liga Endesa.