Real Madrid 84-79 UCAM Murcia: a semis con muchas dificultades

Los blancos se complicaron la vida tras el descanso, y solo unos inspirados Campazzo y Hezonja destacaron por encima del resto
15.02.2024 19:57 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Real Madrid de baloncesto
© foto de Marcos Braojos

El Real Madrid de Chus Mateo jugaba hoy el primer partido de los cuartos de final de la Copa ACB contra UCAM Murcia. Los blancos no llegaban precisamente en su mejor momento, sobre todo en sensaciones. Edy Tavares, Guerschon Yabusele, Gaby Deck, Facundo Campazzo y Dzanan Musa formaron el quinteto titular contra los murcianos. En este cuarto tuvo lugar un inicio muy emparejado con ambos equipos muy metidos en el encuentro, aunque, poco a poco, los madridistas se despegaron en el marcador tras varias acciones positivas de equipo. Aun así, y como es normal en el torneo copero, cualquier ventaja se antojaba corta para lo que se podía venir.

Ya en el segundo cuarto, la primera posesión de los murcianos fue un tiro que ni tocó aro, así se definió la defensa del Real Madrid en este intenso inicio. Posteriormente, Mario Hezonja anotó desde el triple y así parar la posible reacción de UCAM, que gracias a Rodions Kurucs subió el nivel en el ataque. Con un par de ataques prometedores, los de Sito Alonso intentaron acortar la ventaja y con cierto éxito, pero los blancos respondieron de las manos del croata, así como de un Vincent Poirier que leyó a la perfección los bloqueos a poner. El alero, no contento con su actuación, continuó ejerciendo la máxima responsabilidad en los tiros, y lanzó otro muy bonito a tabla. Precioso y efectivo. Y así finalizó este periodo, con dominio total de los pupilos de Chus Mateo.

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid siguió a lo suyo, y la renta aumentó ligeramente. Eso sí, el juego se paró brevemente, algo que no favoreció a los intereses madridistas, y los murcianos aprovecharon para hacer un pequeño parcial de 2-6. No duró mucho, ya que los blancos se pusieron las pilas en defensa, y gracias a Campazzo y a Tavares forzaron varias pérdidas del rival. Aun así, y con malas posesiones de los de Chus Mateo, UCAM se puso a muy pocos puntos, y es que la presencia de Yabusele le dieron motivos a los visitantes para acechar con mucho peligro una y otra vez. Sin embargo, y tras la pájara habitual, la vuelta de Hezonja a cancha volvió a sumar muchos más puntos positivos para el equipo, y se dejó todo por decidir para los últimos diez minutos.

En el último cuarto, el comienzo no fue el mejor posible, y es que el Real Madrid falló varios lanzamientos para poner tierra de por medio, y es que la ofensiva blanca fue muy pobre, sin apenas esquema ni ideas. Y con el encuentro en un pañuelo, fue Sergio Llull quien puso el triple clave para aportar un balón de oxígeno necesario. En el otro lado, Nemanja Radovic llevó al poste a Hezonja, y anotó una canasta muy importante tras cometer una falta que no señalaron. Como no, el árbitro de siempre, Benjamín Jiménez, dando la nota, y UCAM lanzó todos los tiros libres y más que quiso para ponerse solo a un punto. Quien fue completamente determinante fue Campazzo, que forzó faltas y canastas gracias a sus entradas. Se unió el dúo argentino, y es que Deck volvió a leer el encuentro en el momento decisivo para realizar un mate a pase de su compatriota para cerrar la trabajada victoria después de un nuevo carrusel desde la línea del 4'50.