El fútbol moderno y las jóvenes promesas

05.11.2019 21:30 de Alejandro Cascón Guerra Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
El fútbol moderno y las jóvenes promesas

Insultos, menosprecio y falta de confianza sobre Vinícius Jr. El brasileño parece haber caído en desgracia, un pozo muy hondo donde nadie parece quererle. Está claro para Zidane hay otros jugadores más importantes que el joven extremo, por lo que cuenta menos de lo que se esperaba con él; para colmo otros compañeros de profesión como Joaquín –captado por las cámaras de "El día después"– asegura que Vinícius "Es muy malo", en el momento de una jugada de la segunda mitad del partido contra el Real Betis. Por supuesto es una opinión personal del jugador verdiblanco, la cual merece no comentar. 

Vinícius es una víctima del fútbol moderno. Este deporte se ha convertido en una fábrica de nuevos jugadores, muy buenos todos, muy jóvenes y con ganas de comerse el mundo. Calidad les sobra para estar en los mejores equipos del mundo, y qué decir sobre los grandes clubes mundiales, los cuales están al acecho de las promesas. El problema es: ¿cuándo saldrán del cascarón? Messi, con la edad de Vinícius o Joao Felix ya estaba destacando con el Barcelona cada jornada. 

Vivimos en un mundo del fútbol donde solo importa hacerte con el mejor joven. No importa su desarrollo, su potencial o la presión que pueda sufrir por el hecho de estar en un club grande. Hay que hacerse con él y machacarlo. Vinícius es muy bueno, pero es joven y necesita formarse aún. Dos años en un club de primera o segunda división harán de él un mejor jugador. Y así con el resto de futbolistas. De lo contrario las jóvenes promesas seguirán siendo eternas, por los siglos de los siglos...