El líder siempre da ejemplo y lo de Bale roza el esperpento

10.10.2018 20:08 de Pipe Olcina  artículo leído 809 veces
El líder siempre da ejemplo y lo de Bale roza el esperpento

En lo que llevamos de temporada, Gareth Bale ha jugado solamente dos partidos completos: la Supercopa (prórroga incluida) y la debacle en Sevilla (dónde fue de los mejores). De un jugador que tuvo muchas más vacaciones que el resto, al igual que Benzema, se esperaba una condición física superior a la media que sí se demostró en las primeras jornadas, pero apenas ha empezado el mes de octubre y ya empiezan las dudas, las molestias y sobre todo un bajón notable en el rendimiento de uno y otro.

Se retiró al descanso en el derbi frente al Atlético. No estuvo en Moscú y tampoco completó los 90 minutos frente al Alavés. Sin aparente lesión, el gales se ha ido reservando con la fatiga muscular que tanto debate ha generado. Para colmo, ahora está en Gales. Lejos de Madrid y con su selección. No jugará ante España, así lo ha confirmado el propio seleccionador Ryan Giggs, pero sí podría tener minutos contra Irlanda.

Tenga minutos o no, lo único que demuestra es una falta de respeto enorme hacia el Real Madrid y su afición. En un momento delicado, un líder no da media vuelta y desaparece. Se queda trabajando para volver más fuerte. Poco tiempo le ha faltado a Bale para hacer las maletas rumbo a Gales. Sin Cristiano, tenía que tirar del carro. Así lo hizo en el comienzo, pero estas reservas incomprensibles y su marcha a Gales solo hacen que confirmar que Bale no está a gusto en la capital. Lo del idioma mejor no comentarlo...son ya unos cuántos años.

Precisamente no era el momento para dejar al Madrid atrás. Sergio Ramos cumple con sus funciones de capitán tanto dentro como fuera del terreno de juego, y si Bale quiere dejar huella en el Real Madrid, debe empezar a coger ciertos hábitos del camero. La imagen de los últimos días roza el esperpento.