Hace una década y un día que volvió el gen ganador al Madrid

01.06.2020 13:40 de Alejandro Alonso Twitter:    Ver lecturas
© foto de Imago/Image Sport
Hace una década y un día que volvió el gen ganador al Madrid

José Mourinho fichó por el Real Madrid el 31 de mayo de 2010 tras el pago de los blancos al Inter de Milán de una cantidad entorno a los ocho millones de eurosFlorentino se tuvo que reunir con Moratti para desbloquear la situación y viajó hasta Italia de hecho para no dejar ningún cabo suelto. Los blancos llegaron a ese verano tras el 'Alcorconazo', el segundo puesto en liga y la eliminación de Champions a manos del Lyon. Había que cambiar algo.

Para ello llegó el luso y desde el primer momento se notó que estaba hecho de otra pasta. Llegó con sus ideas claras y muy pronto se empezaron a ver sus primeros logros en el conjunto de Concha Espina. En su primera temporada plantó cara al Barça de Guardiola y le consiguió arrebatar la Copa del Rey en Mestalla con aquel cabezazo prodigioso de Cristiano Ronaldo. En liga las cosas fueron peores y en Champions una polémica expulsión de Pepe y un doblete de Messi le dejaron sin opciones, pero llegó a las semifinales de la máxima competición continental nueve años después

Su temporada clave fue la segunda. Los blancos eran el mejor equipo de Europa en aquel momento, pero la mala fortuna en los penaltis ante el Bayern de Múnich en el Bernabéu les privó de disputar una final en el Allianz Arena. En Copa las cosas no mejoraron pero en liga se produjo un año absolutamente glorioso. Mourinho siempre tendrá en su haber la conocida como 'liga de los récords'. Los blancos lograron imponerse el Barça en el Camp Nou muchos años después además de sumar 100 puntos y anotar 121 goles, récords absolutos de la liga española.

No fue para nada buena su última temporada. El 'tema Casillas' dividió al Real Madrid y su fractura con el vestuario era más que palpable. No se llevaba bien ni con Cristiano ni con Ramos, dos de los líderes del vestuario. Eso por no hablar de sus rifirrafes con Pepe... En cualquier caso, los blancos llegaron a la final de Copa pero cayeron ante el Atlético de Madrid en el Bernabéu, mientras que en Champions se interpuso en el camino Robert Lewandowski con un póker en la ida de semifinales. En liga no hubo historia: el Barça arrasó esa temporada.

Quizá no se recuerde del todo bien su paso por el Real Madrid por temas extradeportivos, pero lo que está claro es que si el conjunto blanco ha reinado en Europa durante los últimos años ha sido en gran parte gracias a ese gen competitivo que instaló Mou en el Santiago Bernabéu. Su fútbol debe evolucionar, pero si lo consigue no sería extraño verle de vuelta por la Castellana.