Demasiadas distracciones en un momento crucial de la temporada

02.04.2021 20:59 de Javier Rubiano Twitter:    Ver lecturas
Sergio Ramos, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Sergio Ramos, Real Madrid
© foto de Image Sport

Entramos en la recta final de la temporada, la época en la que se deciden los títulos. Y el Real Madrid llega sumido en una ola de rumores e incógnitas que genera más distracciones que otra cosa. Y es que los blancos, a falta de dos meses para que la temporada 2020-2021 cierre el telón, tienen todavía muchos temas a tratar encima de la mesa.

Para empezar, las elecciones a la presidencia tendrán lugar este mismo mes y podrían haber, por primera vez desde 2006, varios candidatos: además de Florentino Pérez, se rumorea que Enrique Riquelme e incluso Vicente Boluda podrían presentar candidatura. 

Por otra parte, el capitán del Real Madrid se encuentra en un tira y afloja con el club por su renovación. Sergio Ramos podría abandonar la escuadra madridista el 30 de junio, siendo uno de los temas de actualidad en los últimos meses en la casa blanca. Como es lógico, el futuro del camero copa las portadas deportivas y seguro que ha generado algún que otro tema de conversación en el vestuario. Pero Ramos no es el único que tiene su futuro en el aire, y es que en las últimas semanas Varane, otro de los hombres fuertes de la plantilla, parece más fuera que dentro del Real Madrid el próximo verano. Idéntica situación ocurre con un Lucas Vázquez que no renovará y se marchará con la carta de libertad a final de temporada. Ni siquiera Zinedine Zidane tiene claro su futuro. El técnico francés ha sido el encargado de dejar en el aire su continuidad en rueda de prensa en más de una ocasión.

Por último, aun a falta de dos meses para que termine la temporada, se habla día tras día de posibles fichajes. Haaland Mbappé son nombres que suenan a diario, además de un Alaba cuya incorporación está encarrilada. No hay duda de que el Real Madrid ya está planificando la próxima campaña, pero el hecho de que se vaya pregonando a los cuatro vientos no ayuda a que la plantilla actual se centre en lo que se tiene que centrar: el fútbol.