Jornada redonda para el Madrid

Atlético y Barcelona pinchan en sus partidos en casa
21.02.2021 21:00 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Real Madrid
Bernabeudigital.com
Real Madrid
© foto de Daniele Buffa/Image Sport

Parecía inimaginable hace un mes, con la hilarante caída en Alcoy y un Atlético que era cohete en los menesteres de LaLiga, pero así son la belleza para unos y las vicisitudes del fútbol para otros. El Real Madrid se ha metido de lleno en la pugna por el campeonato doméstico tras los últimos devaneos del vecino, especialmente en una semana negra contra un plausible Levante, que le ha arrancado cuatro puntos de cuajo. Si bien es cierto que tanto los colchoneros como el Barça siguen teniendo una cita pendiente, las sensaciones mandan y superado levemente el ecuador del campeonato, ahora es el Real el que lleva tendencia ascendente y no pueden decir lo mismo sus dos máximos rivales.

Sobre el papel, también parecía que esta jornada, en caso de que la ruleta deparase un infausto fin para alguno de los tres, sería para el Madrid. Fundamentalmente porque sus dos homólogos jugaban en casa, factor que al final está demostrando ser intrascendente en esta dichosa y peculiar campaña. Pero también por los rivales: si bien es cierto que el Levante está cuajando una temporada de ensueño, otro partido en tres días contra el líder y con la Copa en el retrovisor podrían haber sido motivos para despeñar a los de Paco López, que en cambio demostraron su habitual diligencia y dieron otro golpe en la capital como el de hace unas semanas en el Di Stéfano. Los chicos granotas son puro rock&roll y le han cogido el gusto a atormentar la azotea del campeonato. En el Camp Nou, y como bien ha reseñado Piqué después, era una oportunidad idónea para reengancharse a la lucha para un Barça apalizado en Europa. Los de Koeman han llegado a adelantarse y ni por esas han tumbado a un Cádiz que además venía arrastrando cuatro derrotas seguidas. Tuvo que ser Álex Fernández, canterano blanco, el que disparara el tiro de gracia al filo del epílogo.

Y el miércoles, a Italia. No hay mejor forma de reencontrarse con la Champions para el Real Madrid que con este chute de moral, máxime cuando continúa el galimatías con la enfermería. Ahora está por ver si la competición de las estrellas es otra historia o el trampolín definitivo para seguir aglutinando serias opciones de doblete.