¿Tiene sentido jugar a puerta cerrada?

11.03.2020 14:58 de Sandro Herves Garrido Twitter:    Ver lecturas
¿Tiene sentido jugar a puerta cerrada?

El fútbol sin aficionados no es lo mismo. La RFEF ya ha anunciado que la Segunda B y la Tercera división se han suspendido con carácter de urgencia durante 15 días y no tiene ninguna lógica que esta medida no se extienda al fútbol profesional. Las gradas vacías, el estadio sin colorido, sin el calor del público no tiene ninguna razón para continuar. No se trata de ser alarmistas ni querer que todo se suspenda, simplemente la situación lo requiere.

Durante los últimos días hemos visto varios partidos de gran calado a puerta cerrada: Valencia-Atalanta o Juventus-Inter son algunos de los casos. Sinceramente, el fútbol sin espectadores pierde gran parte de su esencia. Al fin y al cabo, tan solo es un juego de 11 contra 11 corriendo por el césped, sin ningún apoyo ni gritos desde las gradas. Hace recordar a aquellos partidos del colegio. Es posible que esto también haya sido de forma involuntaria una forma de adulterar la competición. No es lo mismo jugar con el factor del público que sin él. No ha sido justo para los equipos que han tenido que verse obligados a jugar así.

En el mundo del deporte, nombres como Pep Guardiola o LeBron James ya han manifestado que no quieren jugar a puerta cerrada. En el caso del alero de Los Angeles Lakers ha ido más allá y ha asegurado que se negará a jugar si no hay público. El técnico español del Manchester City también fue contundente ayer en sala de prensa: "Si la gente no puede venir al estadio, no tiene sentido jugar".

Ver estadios como el Santiago Bernabéu, Mestalla, el Sánchez Pizjuán, el Camp Nou o el Metropolitano cerrados, sin público, no es la mejor manera de vender la Liga y tampoco es una medida que sea totalmente segura desde el punto de vista sanitario. En caso de que no haya público tal vez lo mejor sea parar como ha pedido la AFE y una buena parte de los futbolistas. Tal vez habrá que pensar en que la Eurocopa de 2020 tendrá que jugarse en 2021 y permitir que la temporada actual finalice varias semanas más tarde.

En Italia ya se ha suspendido la Liga durante como mínimo un mes y esta medida tendrá que ser implantada antes o después en otros países europeos. España es el país donde el Coronavirus se está extendiendo con mayor velocidad, especialmente en la Comunidad de Madrid donde ya hay más de un millar de afectados. En esta situación, el deporte debe quedar en un segundo plano. En Italia hubo un error, que fue suspender partidos dependiendo de la zona. En España no se puede caer en ese error: todo o nada.