ANÁLISIS BD | Monbus Obradoiro: la enésima revolución, pero siempre con Moncho Fernández

El conjunto gallego será el próximo rival del Real Madrid de baloncesto
26.09.2021 10:20 de Iván del Dedo   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Real Madrid de baloncesto
© foto de Iván del Dedo

Con menos de 48 horas de descanso con respecto al partido de Andorra, el equipo de Pablo Laso vuelve este domingo al WiZink Center para disputar la tercera jornada de la Liga Endesa. Será el partido previo al inicio de la Euroliga, que llega este próximo jueves 30 de septiembre. Y en este choque liguero los madridistas se enfrentarán al Monbus Obradoiro, que vienen de perder ante Unicaja, con un mal porcentaje de acierto en triples (35%), y de ganar ante Joventut con una canasta sobre la bocina y una mejora significante desde el perímetro, de un 10% sobre el primer choque. 

Para este análisis, antes de entrar en él, en Bernabéu Digital hemos podido contar con el criterio experto de Álvaro Zapata Díaz-Pisón, entrenador de nivel 2, actualmente en el CB La Sagra Illescas, que ha compartido su análisis del conjunto gallego con nosotros.

El club compostelano ha realizado este verano una revolución más, como viene siendo habitual. Esto se debe al rendimiento que dan algunos jugadores en el ‘Obra’ que les hace partir cada final de temporada para buscar un crecimiento profesional. Lo que no cambia es la cabeza visible del proyecto, el que dirige el barco gallego a buen puerto cada año, Moncho Fernández, que encara su undécima temporada como técnico principal del club de Santiago de Compostela.

Para esta temporada, Moncho Fernández ha perdido a 6 jugadores, entre los que destacan Pepe Pozas, que se ha marchado al Real Betis, o Jake Cohen, que ha puesto rumbo a Tel Aviv para unirse al Maccabi. Pero, sin duda, la baja más sensible es la de Steven Enoch, que seguirá en la liga española, más concretamente en Baskonia.

Una de las revoluciones que se han visto en el ‘Obra’ ha sido en el puesto de base, completamente nuevo. Las caras nuevas son Braydon Hobbs, jugador con carrera en Bundesliga, que es un organizador nato con una buena toma de decisiones; y el argentino -con pasaporte italiano- Fernando Zurbriggen, que ha mostrado un buen nivel en la pretemporada y es un perfil más vertical.

En el juego exterior, donde se mantienen Robertson, Beliauskas y Álvaro Muñoz, se ha unido Thomas Scrubb, que ha promediado 9’7 puntos y 4'6 rebotes con el JL Bourg francés.

Sin embargo, el fichaje estrella ha llegado de Estados Unidos, más concretamente de la G-League, aunque también ha disputado partidos en la NBA. Es Henry Ellenson, que fue drafteado en el número 18 del Draft de 2016 por Detroit Pistons, pasando después por los New York Knicks y los Brooklyn Nets. En la G-League ha promediado 21’2 puntos y 8 rebotes el último año, por lo que asegura reforzar el juego en la pintura de los gallegos.

¿Cómo juegan?

Monbus es un equipo que mantiene el sello de Moncho Fernández, con constantes salidas de bloqueos indirectos buscando a sus tiradores, pero sin dejar de lado el pick and roll central con sus cincos desde cabecera. Además, esta última acción la acompañan a la perfección con un buen spacing del resto del equipo para amenazar desde el perímetro.

El técnico compostelano ha ido modificando su estilo cada temporada en función de las características de su equipo. Por ello, el club gallego ha pasado con los años de ser un bloque físico y defensivo a apostar por un juego más abierto, desarmando a sus rivales desde la línea de 3.

Sus dos grandes puntales en ataque parece que serán Robertson, como ya lo fue el año pasado promediando 15 puntos y un alto porcentaje en tiros de 2 y de 3;  y Henry Ellenson, que como hemos visto arriba es el fichaje estrella. El estadounidense, originario de Wisconsin es un 4 con mucha capacidad para jugar de cara, tirar de 3 y sin problemas para ir al poste bajo, características que comparte con sus compañeros de posición.

Los pívots tienen perfiles distintos, siendo Birutis un jugador más ofensivo, con capacidad para anotar en continuaciones y poste bajo, y Okouo más físico, mejor defensor y que ha mejorado su tiro de media distancia.

En cuanto a la defensa, los gallegos son un equipo muy físico, pero en el primer encuentro ante Unicaja tuvieron múltiples errores en balance defensivo y los malagueños les castigaron mucho la defensa de Birutis en el bloqueo directo. En el segundo encuentro, ante la 'Penya', mejoraron algo en este apartado, pero sufrieron mucho en la pintura, donde fueron mejores los catalanes, y no supieron cerrar los contragolpes rivales.

En resumen, esta nueva versión del ‘Obra’ va a seguir la línea sólida de años anteriores, pero los cambios de cromos hacen que, de primeras, los jugadores tengan que coger automatismos y acoplarse a una forma de jugar muy marcada.