El Real Madrid deja encarrilado su primer fichaje para 2023

El conjunto blanco ya está trabajando de cara a la próxima temporada
11.10.2022 16:00 de Aitor Bris   ver lecturas
Florentino Pérez
Bernabeudigital.com
Florentino Pérez
© foto de Federico Titone

La temporada 2023/2024 ya ha echado a andar en los despachos del Real Madrid. El conjunto blanco está trabajando de una manera eficiente en el presente curso cosechando prácticamente victorias en cada partido a excepción de un encuentro. Sin embargo, la idea de seguir creciendo como club sigue siendo prioritaria y por ello ya se han puesto manos a la obra para intentar traer incorporaciones para el próximo año.

Los fichajes errados de Mbappé y Haaland en el pasado han dejado un vacío que se ha transformado en un trabajo intenso para intentar cerrar contrataciones con mayor antelación, y eso es lo que estarían haciendo desde ya para dejar encarrilada la plantilla del próximo curso.

UN VIEJO CONOCIDO

El fichaje encarrilado en cuestión sería, tal como cuentan desde Relevo, Brahim Díaz. El jugador malagueño está siendo una pieza importante en el AC Milan, club que consiguió su fichaje hace ya dos temporadas y con el que se está gustando a base de grandes actuaciones. Un juego que ha provocado que en el Real Madrid estén ya trabajando en reincorporarlo a la disciplina del club a partir de la próxima temporada.

Actualmente se encuentra en calidad de cedido por el Real Madrid en el cuadro rossonero, pero hay una opción de compra de 22 millones de euros que, seguramente, el equipo italiano acabe ejecutando. En caso de ser así, el conjunto blanco se guardó una opción de recompra de 27 millones de euros que estarían dispuestos a ejecutar para recuperar al jugador.

RECAMBIO DE GARANTÍA

Tal como cuentan desde Relevo, la llegada de Brahim no sería para estar continuamente trabajando en la sombra o desde el banquillo. La marcha de jugadores como Isco o Bale han permitido que esa posición de interior ofensivo y enganche estén completamente huérfanas. Además, la más que probable marcha de Asensio también provoca que con el malagueño se tape ese hueco que dejaría el balear.