Viaje en Navidad: del infierno de Barcelona al paraíso blanco

Siempre se dice que la vida cambia de un día para otro y, en este caso, el cambio es de un año a otro y es radical
25.12.2021 14:40 de Iván del Dedo   ver lecturas
Viaje en Navidad: del infierno de Barcelona al paraíso blanco
© foto de Iván del Dedo

Las navidades son unas fechas especiales, marcadas en rojo en el calendario para estar con la familia, con los amigos y disfrutar comprando y recibiendo regalos. Unos días de paz y amor, de reencuentros, de lágrimas de felicidad, de árboles y nacimientos, de ilusión… Unas sensaciones que puede volver a sentir el fichaje estrella de esta temporada para el Real Madrid de baloncesto, Thomas Heurtel.

La Navidad pasada, más concretamente el 22 de diciembre, el base francés vivió uno de los peores momentos de su carrera. Y no por su culpa, sino por la de su antiguo club, el Barcelona. La expedición culé que se dirigió a Estambul para disputar un encuentro de Euroliga frente al Fenerbahçe, decidió dejar en tierra al que entonces era su jugador, varias veces MVP de la Copa en un equipo limitado y con menos nivel del que hay a día de hoy.

El Barça, con una pandemia que no paraba de crecer y que limitaba las comunicaciones entre países y en vísperas de Nochebuena, decidió impedir a Heurtel subir al avión que debía llevar al club de vuelta a casa. Una decisión tan rastrera como polémica, que hizo saltar a jugadores de la talla de Fournier o Mike James, que se pusieron en pie de guerra contra la decisión “mezquina” (expresión que utilizaron) del club blaugrana.

Pero lo que cambian las cosas de un año para otro, ¿verdad? El base francés recaló en Asvel para concluir la temporada pasada y mantener la forma de cara a los JJOO y, además, pudo ver cumplido su sueño de fichar en verano por el Real Madrid.

A pesar de la etiqueta que le pusieron desde Barcelona al fichaje y los augurios de fracaso por parte de su antiguo club, Thomas ha protagonizado un gran arranque de temporada, siendo uno de los pilares básicos del Madrid y adaptándose muy rápidamente a lo que requiere Pablo Laso. De “jugador anárquico” a pieza clave de un club que lleva más de 10 años identificándose con la palabra equipo. Lo que necesitaba Heurtel era un contexto idóneo y unas condiciones que le permitieran desarrollarse como jugador, sintiéndose cómodo y querido.

Los números casi que son lo de menos, pero es que, además, se está saliendo. Heurtel está siendo el mejor asistente del equipo blanco en Euroliga, con 4,9 asistencias por partido, y en la Liga Endesa, con 4,6. También es el tercer jugador con mejor porcentaje de triple en la ACB (43,6%), el tercer máximo anotador en Euroliga y el cuarto en valoración en ambas competiciones (10,5 en Euroliga y 9,8 en ACB).