Licencia para soñar

El Castilla consiguió tres puntos vitales tras vencer por 3-1 al Barcelona B. Burgui, Aguza y Mascarell fueron los goleadores en un buen partido del filial blanco. El tramo final del encuentro estuvo marcado por las expulsiones más que rigurosas de
15.02.2014 19:47 de Javier Barrio   ver lecturas
Licencia para soñar

El Real Madrid Castilla dio un nuevo paso en su camino hacia la permanencia al conseguir imponerse por 3-1 al Barcelona en un abarrotado Alfredo Di Stéfano. El conjunto blanco supo contrarrestar el tanto inicial culé gracias al gran acierto goleador en un partido que controló en todo momento. [Narración y comentarios en directo]

Presión alta en la primera mitad

El filial blanco sorprendió arrancando el encuentro con una presión asfixiante a la salida del balón del Barcelona B, obligado a lanzar balones largos para sobrepasar la primera línea madridista. Este gran inicio tuvo como resultado la tempranera ocasión para Burgui en el minuto 3, que obligó a Masip a una gran parada para evitar el primero.

Por el lado azulgrana, el único peligro durante los primeros 45 minutos lo llevó Adama desde la banda derecha hasta que en el minuto 35 un ajustado disparo de Denis Suárez desde la frontal adelantó al conjunto catalán. Un gol que no hacía justicia a lo visto hasta el momento sobre el césped.

Gran reacción castillista

El tanto azulgrana trajo la mejor versión del Real Madrid Castilla, que reaccionó rápidamente y en solo dos minutos puso el empate en el marcador con un derechazo de Burgui desde el borde del área. Un tanto de bella factura que ponía la guinda a la excepcional primera mitad del extremeño.

Antes del descanso se consumaría la remontada madridista gracias al tanto de Aguza, que aprovechó un centro medido de Lucas Vázquez desde la banda derecha. Era el 2-1 momentáneo con el que se llegaría al descanso en el estadio Alfredo Di Stéfano tras una intensa primera mitad.

Mascarell da la puntilla

Tras el paso por vestuarios, los de Manuel Díaz salieron decididos a cerrar la victoria y en el minuto 57 Omar Mascarell anotó el 3-1 definitivo desde el punto de penalti  tras una mano clara de Edu Bedia que le costó la cartulina amarilla. Suponía el tanto de la tranquilidad para el filial madridista, que desde entonces supo llevar el ritmo del partido y asegurar los tres puntos.

Termina con nueve jugadores

En el tramo final del partido, Aguza y José Rodríguez tomaron el camino hacia los vestuarios antes de tiempo después de ver dos cartulinas amarillas cada uno. Una decisión muy rigurosa del colegiado balear, que solo vio como cartulina amarilla una durísima entrada de Carles Planas en los minutos finales.

Con estos tres puntos, el Real Madrid Castilla coge aire en su lucha por la permanencia y consigue vengar la derrota sufrida en el Mini Estadi en el encuentro de ida ante un Barcelona B que pone fin a su racha y ve como se acerca peligrosamente a la poblada zona de descenso.