A la etapa de Mourinho en el Real Madrid solo le faltó la Champions

02.05.2020 22:10 de Sandro Herves Garrido Twitter:    Ver lecturas
© foto de Alberto Fornasari
A la etapa de Mourinho en el Real Madrid solo le faltó la Champions

José Mourinho estará siempre en los corazones de muchos madridistas. El técnico portugués devolvió al Real Madrid a la grandeza que siempre tuvo. Con el luso el Madrid volvió a clasificar a unas semifinales de Champions, algo que hacía prácticamente una década que no sucedía. Le dio un 'gen' competitivo que no había visto en el Madrid en mucho tiempo. Es cierto que en ocasiones pudo equivocarse, pero el recuerdo que ha dejado Mou en el aficionado del Madrid es mucho más alto de lo que creen aquellos que no vivieron aquellos años de cerca.

Recordando la etapa de Mourinho en el Madrid, tan solo faltó la Liga de Campeones para completar un éxito rotundo en Concha Espina. Mourinho ganó tres títulos al mejor Barcelona de la historia, un equipo que venía de dominar con Guardiola en las dos anteriores temporadas. El luso destruyó el imperio catalán con el Inter de Milán y compitió muy dignamente ante un equipo que estaba llamado a hacer historia. Terminó venciendo a Guardiola en su segunda temporada, probablemente el mejor Real Madrid junto al de Zidane en 2016/17 del siglo.

Mourinho hizo mejores a varios jugadores de la plantilla, dio un impulso en competitividad a los jugadores, reconvirtió a Sergio Ramos al puesto de central de donde no se ha movido desde entonces, sacó de la cantera a jugadores que tuvieron importancia en el pasado como Morata o Jesé, e incluso le dio la primera titularidad a Casemiro. El último año fue convulso, pero no hay que olvidar que tan solo faltó un gol ante el Dortmund para haber jugado una final de Champions en Wembley ante el Bayern y que la final de Copa perdida ante el Atlético no tuvo ninguna justicia futbolística.

El Madrid de 2012 fue el mejor equipo de Europa. Tan solo unos penaltis fatídicos hicieron que los blancos no llegaran a una final de Champions en 2012 ante el Chelsea en la que hubiera sido el claro favorito. La tanda de penaltis fatídica que aún recordarán todos los madridistas. Mourinho estuvo muy cerca de llevar al Madrid a conquistar la décima. No lo hizo, pero puso los cimientos del mejor Real Madrid desde la época de Alfredo Di Stefano. Las cuatro copas de Europa en cinco temporada también fueron en parte gracias a la herencia recibida del luso.