El Real Madrid debe confiar en Zinedine Zidane a largo plazo

15.04.2020 17:00 de Sandro Herves Garrido Twitter:    Ver lecturas
El Real Madrid debe confiar en Zinedine Zidane a largo plazo

El Real Madrid debe confiar en su actual entrenador, Zinedine Zidane a largo plazo. Al margen de como finalice la temporada, que antes de que estallara la pandemia del coronavirus tenía mala pinta respecto a la posibilidad de lograr más títulos tras la derrota ante el Betis y la mala dinámica en la Liga, mal haría el Madrid en desconfiar del entrenador que ganó el doblete en 2017 y que trajo a las vitrinas del Santiago Bernabéu tres champions consecutivas.

Lo que debe hacer el Madrid es reforzar la plantilla con futbolistas de gran nivel. Un fichaje que ilusione a la afición y garantice un mínimo de 30 goles por temporada, cifra mínima exigida para un delantero del Real Madrid. Han pasado dos temporadas desde la marcha de Cristiano Ronaldo y ya se han evaporado prácticamente todo el dinero que ingresó el club por la venta del portugués pero las cifras goleadoras de sus sustitutos distan mucho de ser lo mínimo exigido.

El Madrid tendrá que volver a mirar al mercado de fichajes en busca de ese gran delantero que haga olvidar al portugués, siempre y cuando Cristiano no regrese este verano, algo que cada vez parece más posible, pese a la dificultad de una operación de tal envergadura. En caso de que el luso no pueda volver al Bernabéu la próxima temporada, el Madrid no puede mirar a Jovic o Mariano. Harry Kane o Haaland deben ser la prioridad siempre que su precio no sea fuera de mercado. El Barça cada verano ha reforzado el ataque con un fichaje galáctico, al menos por precio. Dembelé, Griezmann, Coutinho... mientras que el único 'crack' hecho que ha llegado en los últimos años al Madrid es Hazard, al que apenas se ha podido ver esta temporada. En estos momentos, la operación de Mbappé parece un imposible de cara a la próxima temporada, por tanto, hay que centrarse en el delantero del Tottenham o la figura del Dortmund.

En cuánto a la figura de Zidane, el Madrid debe darle plenos poderes en materia de fichajes. La solución no pasa por echar al entrenador. Zidane ganó títulos importantes en su anterior etapa y en esta ha recuperado cierto nivel de competitividad, aunque con lagunas y falta de juego. Esta temporada ha servido para demostrar que pese a que Bale y James son dos futbolistas fantásticos, nunca destacarán para Zidane. Ambos casos son similares. Dos jugadores extraordinarios, que no cuentan con la confianza del entrenador y que no van a recuperar su nivel en el Madrid. En cualquier caso, el Madrid tendrá que ser realista, de lo contrario, no podrá vender a ninguno y se repetirá el mismo error del pasado verano.