Zidane merece disculpas

Antes de que se dispute el encuentro ante el Chelsea, independientemente del resultado, conviene resaltar el formidable trabajo del francés durante estos meses
05.05.2021 17:00 de Jose Manuel Padilla   Ver lecturas
Zidane merece disculpas
Bernabeudigital.com
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport

Quién le iba a decir al Real Madrid que, a principios de mayo, iba a estar con pie y medio en una final de Champions y a tan solo dos puntos del Atlético en LaLiga. Quién le iba a decir a Zidane que, con casi sesenta lesiones a lo largo de la temporada, el equipo iba a tener serias opciones de pelear por el doblete. Y quién le iba a decir a Florentino Pérez que, sin realizar ni un sólo fichaje este verano, la plantilla iba a responder de esta manera tan digna de admirar.

Zidane merece disculpas. Muchos intentaron 'ventilarse' al francés cuando al equipo le iba regular en Liga y mal en la Fase de Grupos. Sin embargo, el francés siempre contó con el respaldo del presidente y eso fue lo que le hizo seguir adelante. Curiosamente desde aquella ya célebre rueda de prensa del técnico, dónde puso en su sitio a más de uno, al Real Madrid le ha empezado a soplar el viento a favor. Y todavía nadie se ha disculpado por su hipocresía.

El francés las merece, pero no las necesita. A él le basta con sentir el apoyo del club, los jugadores y aficionados. Nada más. Aquellos que cargaron de forma desmedida contra el equipo antes de tiempo, ahora llevan meses sin aparecer. Están esperando a que el Real Madrid falle (si es lo que lo hace), pero quedarán en evidencia por su falta de sentido crítico y un oportunismo a mansalva.

Independientemente de si el equipo pasa o no a la final de Champions este miércoles, hay que valorar hasta dónde ha llegado el equipo. Tiene un mérito tremendo y eso, en gran medida, se debe a Zinedine Zidane. Un entrenador que siempre ha estado infravalorado, pero que demuestra en silencio -y con pasos firmes- que es el número uno del mundo.

Pincha en el enlace para acceder al partido entre Chelsea y Real Madrid