Una carrera tan brillante como la de Bale merece otro final

10.07.2019 11:00 de Redacción BD   Ver lecturas
© foto de Daniele Buffa/Image Sport
 Una carrera tan brillante como la de Bale merece otro final

No corren buenos tiempos para Gareth Bale, o al menos no los mejores. Nunca me he considerado un gran defensor del galés. Siempre falto, bajo mi punto de vista, de ese esfuerzo que hace a los jugadores ser grandes. Pero no nos engañemos, Bale ha sido y es muy grande pese a que no ha querido. No me malinterpreten, pues decir que un futbolista no ha querido ganar suena muy fuerte en los tiempos que corren donde los jugadores son prácticamente héroes sociales, pero es cierto que Gareth Bale no ha querido nunca ganarse al Real Madrid.

Ha ganado cuatro Champions Leagues, cuatro Copas Mundial de Clubes, tres Supercopas de Europa, una Liga de España, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Un palmarés envidiable para un jugador más que muy importante en todos estos trofeos que ha ganado con el Real Madrid. Y ahí, en la conjunción está la diferencia. Gareth Bale ha ganado todo lo posible con el club blanco, pero nunca se ha ganado al Madrid. Su poca implicación en el vestuario, su reticencia a hablar español, su constante absentismo en partidos y su más que evidente falta de conexión con sus compañeros en varios partidos han hecho que una carrera tan brillante quede manchada.

Solo le pido a Gareth Bale que se vaya dignamente, con la cabeza alta y que demuestre así el madridismo que siempre le ha faltado porque sobran razones para quererle pero también sobran razones para traspasarlo. Esa carrera tan brillante como criticada merece un final mejor.