Camavinga: "Cambiaría mi pierna derecha, es muy mala. Ancelotti..."

El centrocampista del Real Madrid se pronuncia sobre el entrenador italiano, confiesa tener más hambre de títulos y se autodefine como persona
24.09.2022 23:00 de Javier Rubiano Twitter:    ver lecturas
Eduardo Camavinga, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Eduardo Camavinga, Real Madrid
© foto de Federico Titone

Eduardo Camavinga ha concedido una entrevista a la revista GQ. En ella, el centrocampista francés del Real Madrid se deshace en elogios hacia su entrenador Carlo Ancelotti, reconoce su ilusión por el Mundial de Qatar y se define como futbolista.

"Soy una persona que disfruta mucho de la vida y no me importa lo que digan los demás, solo mis compañeros y mi familia. Soy el mismo que hace tres años. Soy un chico inteligente que no va a perder la cabeza por el éxito. Siempre mantengo la cabeza fría. Soy un tipo sonriente y un sol. Solo cambiaría de mí mi pierna derecha: es muy mala", bromea Camavinga.

ELOGIOS A ANCELOTTI

Por otra parte, Camavinga no ha escatimado en elogios hacia Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid: "Es uno de los mejores del mundo porque ha sido capaz de ganar muchas competiciones diferentes en muchos países. Es una persona que habla mucho con los jugadores, también con los jóvenes. Cuando llegué me dio unos roles y me explicó lo que quería de mí. Tanto si soy titular o suplente, siempre me transmite mucha confianza", señala el centrocampista francés.

HAMBRE DE TÍTULOS

Además, Eduardo Camavinga se ha mostrado satisfecho tras los títulos conquistados con el Real Madrid la pasada campaña, pero reconoce que aún quiere más y ya piensa en la cita mundialista: "El año pasado ganamos cuatro títulos, para lo que vine a Madrid. Estoy muy feliz, pero ahora queremos más. Francia es favorita para el Mundial de Qatar porque tenemos mucho jugador de clase mundial. Jugar la Copa del Mundo sería un sueño”, sentencia.

Por último, Camavinga desvela su gran pasión además del fútbol: "Me encanta la moda y me gusta vestirme bien. Simplemente me gustan la ropa y las zapatillas. Cuelgo muchas fotos en mi Instagram. A mi madre lo que más le gusta es que me ponga trajes, así que cuando llegó la propuesta de Balenciaga para desfilar, a mi madre le entusiasmó. Me dijo que lo tenía que hacer sí o sí. Así que lo hice y me gustó mucho. Les he dicho si es posible repetir. Fue una bonita experiencia, pero soy futbolista, no modelo. ¿Dedicarme a la moda? Me gustaría, por supuesto. Pero lo primero es jugar bien al fútbol y después ya veremos”, explica.