Las cuentas no salen

En estos momentos el costo de mantener a Isco, Marcelo y Bale es de 56 millones de euros anuales. Una cantidad inasumible para unos futbolistas, que bien están cedidos o bien no rinden en el equipo y apenas tienen minutos. Es primordial una venta
19.02.2021 17:30 de Alejandro Cascón Guerra Twitter:    Ver lecturas
Mbappé
Bernabeudigital.com
Mbappé
© foto de Getty/Uefa/Image Sport

Habrá que sacar la calculadora, hacer un crowfunding, sacar dinero de debajo de las piedras para poder pagar la llegada de Mbappé o Haaland el próximo verano. Todos los madridistas quieren la llegada de un bicho –puede que los dos– porque a este Real Madrid le hace falta más garra y savia nueva que pueda motivar al equipo y la entidad en la búsqueda de nuevos títulos y desafíos. Son muchos años con los mismos nombres sonando y la verdad es que no dicen mucho más de lo que ya vemos en el campo. Por eso, es más que necesario la llegada de uno de los dos jugadores del momento, pero si somos sinceros las cuentas no salen. 

Isco, Bale y Marcelo, 56 millones de euros en juego

Para empezar a hablar de la llegada de uno de los delanteros codiciados hay que soltar lastre. En estos momentos el costo de mantener a Isco, Marcelo y Bale es de 56 millones de euros anuales. Una cantidad inasumible para unos futbolistas, que bien están cedidos o bien no rinden en el equipo y apenas tienen minutos. Será primordial una venta en la próxima ventana de fichajes para ahorrar costes; de lo contrario, el Madrid no podrá asumir nuevos fichajes. 

Si a esos 56 millones de ahorro se le suman los 125 que hay en caja en estos momentos, el Madrid tiene ya 181. Con ese precio se puede hacer algo en el mercado, aunque siendo francos no por Mbappé. El precio del jugador superará casi con toda seguridad los 200 millones de euros, por lo que es una pieza muy complicada de encajar en estos momentos en Chamartín. La que sí se debe tener en cuenta es la de Haaland, que encima es más nueve todavía que el francés. El jugador saldrá del Dortmund, todavía no se sabe a qué precio, pero saldrá. El noruego tiene una cláusula por la que los clubes pueden llevarse al jugador por un precio de 75 millones de euros en su segunda etapa –estamos en la primera–. Por todo ello, sería de poco listo el mantener a un jugador que se acabará marchando, pero por menos dinero. 

Haaland podría ser la mejor opción 

En esas puede y deber aparecer el Real Madrid. Los números sí dan para ficharle. Quizá por 100 millones y te sobra para pagarle el sueldo, que tampoco será barato con Raiola de por medio. Pero es que además de que los números económicos den también están los estadísiticos. Y Haaland logra hacer más goles en menos partidos y en menos minutos que Mbappé. Es uno de los jugadores que más rematan a portería, algo que le falta al cuadro de Zidane como el comer. Por lo tanto, la opción este verano es Haaland y veremos si Mbappé puede estar listo para 2022.