Rudy Fernández hace historia en el baloncesto español

El jugador del Real Madrid consigue su cuarto Eurobasket tras la victoria de España a Francia en la gran final de Berlín (88-76)
19.09.2022 09:30 de Aitor Bris   ver lecturas
Rudy Fernández (Real Madrid)
Rudy Fernández (Real Madrid)
© foto de Real Madrid

Rudy Fernández puede estar muy orgulloso de lo que ha conseguido en este Eurobasket. El jugador del Real Madrid ha capitaneado a la selección española de baloncesto en el torneo europeo y la ha llevado a lo más alto de la competición tras vencer a Francia por 88-76. Pero más allá del encuentro, para el jugador del conjunto blanco ha sido especial por un triple motivo.

CAMPEÓN, LEYENDA Y AGRANDANDO LA HISTORIA

Lo que ha conseguido Rudy Fernández tras vencer a Francia en la final del Eurobasket es algo al alcance de pocos. De hecho, nadie más ha logrado hacer lo que desde anoche realizó el balear. El jugador del Real Madrid ya es el que más veces ha vestido la camiseta de la selección española con un total de 232 partidos, uno más que el mítico Juan Carlos Navarro quien se quedó en 231. Y menudo escenario para lograrlo. Además, también se ha convertido en el jugador con más partidos de Eurobasket con 61, tal como informan desde la Cadena COPE.

Por si fuera poco, el balear también logró igualar a Pau Gasol como el baloncestista español con más medallas de la historia con un total de 11. El oro conseguido anoche en Berlín se suma a los de los Eurobasket de 2009, 2011 y 2015, las platas de 2007 y 2013 y por supuesto, los metales obtenidos en los mundiales que la selección ganó y los de los Juegos Olímpicos.

UN TORNEO INOLVIDABLE

La realidad es que nadie en sus quinielas previas al torneo daba un duro por ver a España campeona de Europa de nuevo. Con la etapa de los Gasol, Felipe Reyes, Navarro, etc. Y las lesiones de Ricky Rubio y Sergio Llull, nadie pensaba que la selección pudiese siquiera a pelear por las medallas.

No obstante, el planteamiento de Sergio Scariolo, la fe de un equipo con carácter ganador, y la pizca de suerte que todos los campeones necesitan, ha provocado que esta selección haya conseguido levantar al cielo de Berlín el cuarto Eurobasket de su historia en apenas 13 años.