¿Por qué no se sancionó al Barcelona por los objetos lanzados a Vinicius?

El derbi sevillano fue aplazado por el lanzamiento de una barra que impactó en Jordán. El Real Madrid y el Barça, protagonistas de otras acciones similares
16.01.2022 15:38 de Daniel Cayetano Twitter:    ver lecturas
Vinicius, Camp Nou
Vinicius, Camp Nou
© foto de @SMmad90 (Twitter)

Anoche, en el Benito Villamarín, un energúmeno lanzó un palo de PVC que impactó contra la cabeza de Jordán, lo que provocó la suspensión del derbi sevillano entre el Real Betis y el Sevilla de Copa del Rey. Después del lanzamiento de la barra en el minuto 38, el colegiado del encuentro, De Burgos Bengoetxea, paralizó el partido y, tras hablar con los responsables de la Federación y del estadio bético, acabó suspendiendo el duelo que se reanudará hoy a las 16:00, pero sin público en las gradas. Un incidente vergonzoso que recuerda algunos otros como el famoso botellazo de 2007 que dejó inconsciente a Juande Ramos.

Acciones lamentables que también se han producido en otros enfrentamientos de gran rivalidad como los clásicos entre el FC Barcelona y el Real Madrid. En la memoria de todos los madridistas permanecen el mecherazo que le abrió la cabeza a Roberto Carlos (Supercopa de España de 1997) y el lanzamiento de una botella de Whisky y de una cabeza de cochinillo a Luis Figo, que por suerte no le dieron, en el Camp Nou (2002). Unos incidentes bochornosos que, paradójicamente, no provocaron la suspensión de ninguno de los dos clásicos en la ciudad condal. Solo el último con el luso como protagonista y con Medina Cantalejo, actual presidente del comité de árbitros, como juez del encuentro derivó en una multa de apenas 4.000 euros para el Barça. ¿Acaso no había riesgo para los jugadores del Madrid tal y como lo hubo ayer en el Benito Villamarín?

Lanzamiento de objetos a Vinicius en el último clásico liguero entre el Barcelona y el Real Madrid

Pero no hace falta echar la vista tan atrás para ver acciones peligrosas en los clásicos. Basta con observar el último duelo en el Camp Nou entre madridistas y culés del pasado mes de octubre, en el cual Vinicius Junior tuvo que ser sustituido por lesión. Y durante su trayecto por los exteriores del césped hasta el banquillo, el brasileño tuvo que escuchar múltiples insultos racistas a la vez que caían varios objetos desde la grada culé. Insultos que fueron denunciados por LaLiga; sin embargo, ni la RFEF, ni la LFP, ni el árbitro en el acta reflejaron, ni sancionaron el lanzamiento de dichos objetos que pudieron impactar contra el carioca. ¿Por qué? ¿Si no hay agresión, no hay suspensión ni sanciones? No se sabe. Demasiada impunidad y mucho silencio contra los ataques hacia el Real Madrid.